PURA TELEBASURA

El patoso Risto Mejide mete en un grave embrollo a Cuatro y a Mediaset: emite que Jesús Gil está vivo

El patoso Risto Mejide mete en un grave embrollo a Cuatro y a Mediaset: emite que Jesús Gil está vivo
Paolo Vasile y Risto Mejide.

Paolo Vasile se cargaba los informativos de Cuatro y convertía a la segunda cadena de Mediaset en la ‘tele de chufla’ del grupo alumbrando en Cuatro otra forma de tratar la información política o la actualidad, esto es, ‘salvamizándola’.

Si algo ha funcionado con el corazón y la actualidad rosa, por qué no lo va a hacer con algo un poco más farragoso si se le da el tratamiento ‘adecuado’ (para sus intereses).

Eso es lo que está ahora intentando hacer, es que no tiene talento ni para eso, el publicista ahora reconvertido a regenerador del periodismo Risto Mejide, que se autoproclama paladín de la verdad desde su púlpito de Mediaset pero su Todo es mentira es la gran charada de la televisión actual, una nueva especie de telebasura que no es tan novedosa como se vende. Se reduce a un Sálvame con pretensiones políticas. Con pretensiones, nada más.

Y este pasado lunes 1 de julio, hundido como está en audiencia y prestigio, no se le ocurría nada mejor que “resucitar” a un muerto, sin importarle por ejemplo las consecuencias familiares y el grave daño moral que ello provoca. Mediaset afirmaba que Jesús Gil y Gil, quien fuera polémico presidente del Atlético de Madrid y alcalde de Marbella, está vivo.

Mejide emitía un vídeo de una supuesta conversación entre el entonces presidente de la Real Federación Española de Fútbol Ángel María Villar y el dirigente colchonero e hijo de Gil, Miguel Ángel Gil Marín, en el que Villar preguntaba por su padre (ya fallecido) y en el que Gil Marín le respondería un “bien, está bien”.

Con estos mimbres Todo es mentira -que hace honor a su nombre porque verdades muy pocas- difundía entonces la noticia (y teoría conspiranoica) de que Jesús Gil está vivo y oculto en algún lugar del mundo para eludir así sus problemas con la Justicia española.

Los efectos de este tipo de programa telebasura de Risto Mejide son devastadores: dramatización, teatralización, primacía de la imagen sobre cualquier otro contenido. Todo vale con tal de captar a la audiencia.

Pero ahora puede salirse caro porque fuentes próximas a la familia Gil han asegurado a Periodista Digital que no descartan demandar judicialmente al espacio de Mejide por los daños morales ocasionados por informaciones como la que nos ocupa.

 

Te puede interesar

Autor

Salomon Lush

Experto en redes sociales y especializado en información política y medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído