OTRA DETENCIÓN

La Guardia Civil da un terrible vuelco al caso de la candidata del PP asesinada: su marido y su cuñado abusarían de sus hijas

La Guardia Civil da un terrible vuelco al caso de la candidata del PP asesinada: su marido y su cuñado abusarían de sus hijas
Monika, junto a su asesino y pareja sentimental.

La Guardia Civil ha detenido al hermano del autor confeso del asesinato de Mónika A.A., de 28 años, este lunes en el municipio burgalés de Salas de los Infantes, como presunto autor de un delito de violencia machista contra su cuñada.

Los dos hombres, de nacionalidad búlgara, ejercían la violencia verbal y física contra la víctima de forma habitual en el hogar, por lo que todo lo que ocurría quedaba en un plano íntimo y, al parecer, no lo conocían más personas, según ha informado el subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro de la Fuente.

El subdelegado ha añadido que existen indicios de que los dos hermanos, que pasarán en las próximas horas a disposición judicial, podrían estar ejerciendo la misma violencia también contra las dos hijas de la mujer, ambas menores de edad.

Como ha publicado Periodista Digital, pasaba este lunes, como les contaba Periodista Digital, a engrosar la lista de mujeres asesinadas por violencia machista. Esta búlgara de 28 años, vecina de Salas de los Infantes en Buegos, falleció a causa de las cuchilladas que su pareja, Biser K., de 39 años y de la misma nacionalidad, le asestó cuando acudió al domicilio familiar, en la Plaza Mayor de esa localidad.

Hacía 10 días que había abandonado su casa, junto a sus dos hijas de 14 y 12 años tras un incendio que investiga la Guardia Civil, y cuando volvió se encontró a su compañero desde hace 15 años, que le atacó con un cuchillo de grandes dimensiones. En el forcejeo, Monika logró alcanzar una ventana que da a un patio interior, desde donde pidió ayuda. En ese momento, el presunto asesino le asestó una puñalada y la lanzó al vacío, cayendo gravemente herida. Mientras ella agonizaba, su pareja salió precipitadamente y se entregó en el cuartel de la Guardia Civil.

Hace 8 años, Monika Asenova denunció a su pareja por unas lesiones tras una discusión. Posteriormente, manifestó ante la Benemérita que no quería continuar con la denuncia, al igual que en el juzgado, donde concretó que se había producido un golpe accidentalmente. El hombre, que fue detenido y puesto a disposición judicial, quedó en libertad y el procedimiento se archivó.

Los Servicios Sociales de la Junta estaban al tanto de los supuestos malos tratos. El atacante, un varón de 39 años, salió de casa pasadas las diez de la mañana con los brazos ensangrentados -y vendados tras el incendio- y recorrió los 350 metros que separan su vivienda de la sede de la Benemérita, donde confesó el crimen. Los agentes le detuvieron de inmediato.

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído