LA ‘CARA B’ DE LA RED

Si te has envejecido la cara con la ‘FaceApp’ corres un grave peligro que trae de cabeza a la Policía

Si te has envejecido la cara con la ‘FaceApp’ corres un grave peligro que trae de cabeza a la Policía
FaceApp está haciendo furor, pero está llena de peligros.

Este verano se ha puesto de moda. FaceApp es una aplicación que está dando mucho que hablar estos días por el revuelo en las redes sociales de gente compartiendo fotos de ellos mismos envejecidos. Está haciendo furor y han sido millones de personas las que, por todo el mundo, se han descargado la App.

¿Pero sabían que se trata de una aplicación rusa que sortea todas las normas de seguridad y, lo que es peor, las leyes españolas y europeas?

Las autoridades, y la Policía, lo saben… existen ciertos riesgos sobre la privacidad de nuestros datos generados de su uso.

La aplicación accede sin permiso a nuestra cámara, contactos, al micrófono y a nuestros datos más privados. Además, aunque tú no te hayas descargado la aplicación en cuestión, te han podido enviar tu propia cara produciéndose así una vulneración a nuestro derecho al honor, a la intimidad y a nuestra propia imagen… nuestra foto está en la red sin permiso expreso.

FaceApp se puede descargar y empezar a utilizar sin problemas y tampoco leer ni aceptar las condiciones de uso de la aplicación. Y le damos luz verde para ceder nuestra imagen de manera “transferible, perpetua, irrevocable, no exclusiva, mundial sin compensación para usted”.

Los términos de uso de FaceApp dejan muy claro que si algún usuario vive en la Unión Europea u otras zona con leyes que limitan la recopilación de datos o con leyes distintas, en este sentido, a las de Estados Unidos, la aplicación se reserva el derecho de transferir nuestros datos a servidores que estén en países o jurisdicciones que tengan leyes menos restrictivas.

En su política de privacidad, esa que no hace falta aceptar, aclara que tiene un localizador para el teléfono cuando se descarga la app, con el cual podrían acceder al resto de información que tengamos en nuestro terminal.

FaceApp asegura que “la mayoría de imágenes” se eliminan en las 48 horas posteriores a la fecha de subida, pero sin concretar qué quiere decir “la mayoría”. Dentro de la aplicación no se especifica ningún método para borrar los datos o como solicitarlo, tal y como exige el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Los expertos en ciberseguridad consultados por Periodista Digital afirman que hay dos formas de protegernos. Una, de forma privada, protegiendo nuestros datos. La segunda forma es si se ha generado un problema de orden público. Si se ha vulnerado nuestra imagen, hay que acudir a los tribunales. Si se vulnera la Ley de Protección de datos, denunciar a la Agencia de Protección de datos.

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído