EN BILBAO

Burlas a la víctima y a la Justicia: los argelinos que violaron a una española de 18 años salen riendo y fumando porros

Burlas a la víctima y a la Justicia: los argelinos que violaron a una española de 18 años salen riendo y fumando porros
Los argelinos, al salir del Juzgado.

Una joven de 18 años denunció el pasado viernes que había sido violada por seis jóvenes en el parque bilbaíno de Etxebarria. Tras la denuncia, y gracias a la descripción que hizo la víctima de los agresores, la Ertzaintza detuvo a seis jóvenes que se encontraban en el mismo parque horas después de la supuesta agresión sexual.

Tras prestar declaración en dependencias policiales y pasar a disposición judicial, el juez decidió dejar en libertad a cuatro de los seis acusados y mandar a prisión a los otros dos. A la salida se vivieron escenas surrealistas: los jóvenes salieron a carcajadas y fumando porros que, lejos de esconderlos, lo mostraron en cámara.

Los cuatro jóvenes, de entre 18 y 36 años, están en libertad con la condición de acudir a los juzgados todos los días para firmar. Precisamente este domingo era el primer día que tenían que acudir.

Los jóvenes sostienen que son inocentes y que la víctima confesó durante el interrogatorio que ellosno tenían nada que ver: «La chica dijo que el marroquí fue el problema y dijo que estos cuatro chicos no», defiende uno de ellos. Que añade que a los otros dos acusados los «reconoció por un tatuaje y por el pantalón».

Además, niegan que sean amigos de uno de los dos hombres que están en prisión: «Con el marroquí (en prisión) no hablamos, no somos amigos». Y mantienen que ellos mantienen relaciones sexuales consentidas: «Los argelinos nos tenemos problema con las chicas, no follamos agresivo. Habla con ella y si no no folla», aseguran con muchas dificultades para expresarse en español.

Ellos aseguran que estaban en el parque cerca del río y la policía se los llevo de repente: «El chico (el agente) no miró nada. Seis personas estábamos en el rio y (la policía) dijo todos, pues seis personas. El juzgado (ha dicho) que no son seis personas».

Sorprende con la felicidad y entusiasmo con el que han acudido y se han mostrado tras firmar en los juzgados. Estas imágenes muestran cómo ha sido el surrealista momento, enseñando a cámara un porro y asegurando que la droga no es «mal».

Su versión es muy distinta a la que ofreció la víctima en un primer momento.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído