POR DAÑAR UNA SEÑAL

Un juez envía a prisión a un inválido, sin antecedentes penales, por no pagar una multa de 300 euros

Un juez envía a prisión a un inválido, sin antecedentes penales, por no pagar una multa de 300 euros
Juan José Oltra Mompó muestra la sentencia. Las Provincias

Un vecino de Gandia irá a la cárcel por no querer pagar 300 euros de una multa por dañar una señal de tráfico. La sentencia que condena a este hombre suma otros 450 euros por el coste de la reparación del mobiliario y algunos intereses. Juan José Oltra Mompó ya ha recibido el requerimiento de la Justicia para entrar en la cárcel el próximo día 26 de agosto y así cumplir una pena de 30 días de privación de libertad, que hubiera podido eludir con el pago total de los 750 euros que estipuló el juez en su fallo.

Oltra fue denunciado por el Ayuntamiento de Gandia al considerar que provocó daños en el mobiliario público. El consistorio reclama al infractor una indemnización de 450 euros y una cuantía económica destinada a cubrir el arreglo de la señal.

La sentencia firme del Juzgado de Instrucción número 1 de Gandia otorgó una plazo de 30 días para que Oltra ingresara la cantidad total requerida, y si se produjera una negativa de este a pagarla, cumpliría la condena mediante una pena de cárcel de un mes a pesar de no tener antecedentes penales.

Pasado el tiempo para pagar la multa que recoge el fallo y no habiendo sido abonada la cantidad económica por parte del condenado, se activó la vía penal del proceso. Según relata al diario Las Provincias, el hombre de 56 años no puede hacer frente a la multa económica, porque una «invalidez médica total» le impide trabajar.

Oltra explicó que los hechos ocurrieron en octubre cuando se encontraba en una calle de Gandia y observó que un camión «rompía una señal de tráfico, dejándola doblada y en movimiento». Por seguridad creyó oportuno «bajar del todo la señal y apoyarla en el suelo para que nadie se hiciese daño», según su versión.

El consistorio fue quien se personó como parte denunciante en el juicio al interpretar una acción vandálica, por lo que el vecino afirmó haber pedido ayuda a la alcaldesa de Gandia, Diana Morant. «Me atendió y me aseguró que ella haría lo posible para que no tuviera que pisar la cárcel, que lo solucionaría por lo desproporcionada que le parecía la sentencia», señaló el condenado.

Oltra se siente decepcionado porque considera que el castigo del ingreso en la cárcel es una medida injusta al tratarse de «un malentendido sobre una señal de tráfico».

Según ha explicado el afectado a Periodista Digital, «no quiero aceptar la ayuda de mis vecinos, que se han ofrecido a darme dinero, porque eso sería reconocer que soy culpable y yo no he cometido ningún delito».

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído