El escrito de acusación considera que la negligencia que presuntamente cometió David Serrano es «extremadamente grave»

Los padres de Julen solicitan tres años y medio de cárcel para el dueño de la finca de Totalán

Los padres de Julen solicitan tres años y medio de cárcel para el dueño de la finca de Totalán

Una petición lógica. Los padres de Julen, el niño de tres años que murió tras caer en un pozo en una finca de Totalán (Málaga), han pedido tres años y medio de cárcel para el dueño del terreno en el que falleció su hijo, informa Diario Sur. Lo han hecho a través del escrito de acusación, sumándose así al criterio de la Fiscalía, que pide tres años de prisión para el propietario de la finca, David Serrano, aunque en el caso de los progenitores solicitan una pena mayor, según recoge ABC y comparte Manuel Trujillo para Periodista Digital.

Aunque en esta acusación particular que llevan a cabo José Roselló y Victoria García se atribuye a Serrano el mismo delito que le atribuyó la Fiscalía, el de homicidio por imprudencia, la pena que se solicita es mayor. Según Diario Sur, esto ocurre porque en el escrito de acusación se recuerda que en este tipo de delitos imprudentes son los jueces o tribunales los que aplican las penas «a su prudente arbitrio».

La abogada de los padres de Julen, Antonia Barba, recuerda que en estos casos la pena se fija por «la valoración que el juzgador realice de las circunstancias personales concurrentes en el condenado, la gravedad de los hechos y de los resultados producidos». En este caso, Roselló y García consideran que la negligencia que presuntamente cometió David Serrano es «extremadamente grave», al no haber tomado las medidas necesarias en su finca.

La acusación particular incide en que Serrano tampoco obtuvo los permisos administrativos que necesitaba para la construcción que allí acometía, lo que ellos juzgan «determinante» para el resultado producido, es decir, la muerte de su hijo, según la abogada.

Julen murió al caer a un pozo el día 13 de enero de 2019 en una finca de Totalán, cuando estaba pasando el día con su familia, pues el terreno en cuestión pertenecía a David Serrano, novio de la prima del padre. La dificultad del terreno, así como la medida del agujero, un orificio de prospección para buscar agua que tenía apenas 25 centímetros de diámetro, provocaron que el rescate durara casi dos semanas. Al final, encontraron el cuerpo sin vida del pequeño. La autopsia reveló que Julen murió el mismo día 13 como consecuencia de la caída.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído