87 AÑOS

Este anciano, que ya mató a su yerno, entra en prisión por amenazar a su esposa con matarla si no tenía sexo con él

Este anciano, que ya mató a su yerno, entra en prisión por amenazar a su esposa con matarla si no tenía sexo con él
Francisco M.P., ahora en prisión. R. Arjones (Información)

Dos juzgados han dictado órdenes de prisión para un vecino de Alicante de 87 años de edad acusado de haber amenazado de muerte a su mujer de 83 si se negaba a tener relaciones sexuales con él.

La medida de prisión se ha acordado ante el temor de que la víctima pueda sufrir algún riesgo, ya que Francisco M. P. había cumplido condena por asesinato tras matar a su exyerno con una escopeta de caza en plena calle en el año 2004 durante una discusión por el régimen de visitas del niño que la víctima había tenido con la hija del homicida.

El hombre se encontraba en tercer grado penitenciario y salió de la cárcel hace tres meses.

El matrimonio se encontraba en trámites de separación, aunque seguían viviendo juntos en el mismo inmueble, donde también vivía su hija y exmujer del joven asesinado.

La mujer y la hija se presentaron en el cuartel de la Guardia Civil de Sant Joan d’Alacant para denunciar que el hombre se había lanzado sobre ella con ánimos libidinosos y exigiendo con sus deberes como esposa de darle satisfacción sexual. Al haberse negado la mujer, éste le amenazó de muerte diciendo que «del cementerio no se sale».

El juzgado de guardia de Alicante decretó la prisión provisional el pasado fin de semana, una medida que ayer ratificó el juzgado de Violencia sobre la Mujer, que envió la causa a juicio rápido tras negarse el acusado a conformidad alguna. A pesar de la edad del acusado, ambos juzgados han estimado que existía un riesgo real para la víctima.

La Fiscalía le reclama penas que suman tres años y tres meses de prisión por esta denuncia de violencia machista y le imputa abuso sexual y amenazas.

Tal y como recoge el medio local Información, el detenido ha negado los hechos y mantiene que lo primero que ha hecho nada más salir de la cárcel es poner en marcha el proceso para separarse. El hombre adujo que la relación se había deteriorado y que los hijos se habían posicionado en favor de la madre. La defensa va a recurrir la medida de prisión al entender que había otras medidas menos extremas que la prisión.

Francisco M. P. fue condenado a 15 años de prisión en 2006 por el asesinato a tiros de su exyerno en plena calle. Un disparo en el abdomen lo derribó y después en el suelo lo remató de un disparo en la cabeza. Un jurado popular falló que se trató de un asesinato a sangre fría.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído