BATIDA POR LA SIERRA

La Policía encuentra el coche de Blanca Fernández Ochoa: teme lo peor y el enigmático ‘like’ que lo agita todo

La Policía encuentra el coche de Blanca Fernández Ochoa: teme lo peor y el enigmático 'like' que lo agita todo
Blanca Fernández Ochoa y el coche en el que desapareció. PD

No hay rastro de Blanca Fernández Ochoa desde el pasado 23 de agosto. La Policía Nacional dio a conocer la desaparición de la exesquiadora olímpica de 56 años para pedir ayuda a la ciudadanía.

Estaba en Aravaca (Madrid) cuando se le perdió el rastro e iba en un Mercedes clase A de color negro con la matrícula 0213CKD.

Una imagen antigua de la parte trasera del coche se ha empezado a compartir por la red para ayudar en la investigación y, además, la Policía ha detallado que solía llevar una camiseta con la bandera de Canadá en el asiento del conductor.

Según señalan fuentes de la investigación a Periodista DigitalBlanca Fernández Ochoa se dejó el teléfono móvil en su casa y no se han registrado movimientos bancarios en sus cuentas desde el 23 de agosto de 2019.

Blanca Fernández Ochoa en su coche.

La preocupación es máxima pasados tantos días. Una hipótesis sólida con la que trabajaba la Policía es que Blanca haya tenido un accidente de tráfico y su cuerpo está dentro del coche, escondido por la maleza, ya que se sopecha que pudo tener el percance en una zona abrupta de alguna sierra o montaña. Pero ahora esa duda se disipa:

La Policía ha encontrado el coche de la ex squiadora en el Parque Natural de las Dehesas cerca de Cercedilla y Fuenfría, en la Sierra de Madrid, en un paraje donde suele haber muchos coches aparcados de senderistas.

Esta zona es una zona donde existe una amplia red de sendas para realizar senderismo y tracking y muy concurrida, siendo el segundo paraje natural más visitado de la Comunidad de Madrid. Ahora los encargados de la investigación dan un giro y creen que Blanca pudo sufrir un fatal accidente en esa frondosa y peligrosa zona de la sierra madrileña.

Según ha podido saber Periodista Digital, tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil están ahora mismo realizando una batida por la zona. Blanca atravesaba problemas de salud mental y está recibiendo un tratamiento médico con medicación específica.

Fue la hija de Fernández Ochoa , Olivia Fresneda, la que presentó la denuncia de la desaparición en un cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas. Después el casó pasó a manos de la Policía Nacional.

Y precisamente la cuenta de Instagram de la hija alberga un misterio: en su se ha encontrado un misterioso ‘like’ que ha llamado la atención de los usuarios de las redes sociales.

Se trata de un ‘me gusta’ por parte del perfil de Blanca a en la última publicación de Olivia, subida hace tan solo tres días. La joven publicó varias imágenes haciendo submarinismo en Cabo de Palos, pero tras la noticia, todos se preguntaban lo mismo.

«Una observación: he notado que Blanca le dio ‘like’ a este post publicado el 29 de agosto. Eso no coincide con la versión oficial, de que lleva sin acceso al móvil desde el día 23″

Eso escribió un usuario en la misma publicación.

Enseguida, Olivia decidió atajar los posibles rumores y que respondió con un escueto «fui yo», lo que siguió provocando aún más preguntas, sospechas y agitación.

Tras la desaparición, la familia de Blanca Fernández Ochoa miró el registro de búsquedas en el ordenador de la deportista.

«Vimos búsquedas de casas rurales y hoteles por Asturias, Ávila, Soria…».

Blanca Fernández Ochoa en su coche.

La desaparecida se dejó el teléfono móvil en su casa.

Cualquier información relevante puede ser trasladada a la Policía Nacional a través de los teléfonos 608367251 y el 091.

Esta es última foto de Blanca Fernández Ochoa con sus hijos en Instagram:

View this post on Instagram

Mis medallas 😎💥❤️

A post shared by Blanca Fernandez Ochoa (@blancafernandezochoa) on

 

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído