EL ROBO, LO PRIMERO QUE SE BARAJA POR LOS INVESTIGADORES

Crimen en Madrid: Perfecto, degollado en el salón; Marcelina, en la cama, y todo revuelto

Crimen en Madrid: Perfecto, degollado en el salón; Marcelina, en la cama, y todo revuelto

Cualquier hipótesis es posible, hasta el crimen por compasión, pero la Policía no encuentra por lado alguno el arma homicida lo que apunta con fuerza hacia la tesis del ladrón asesino.

Degollados, desangrados y en diferentes habitaciones. Así encontraron este 16 de diciembre de 2019 a Perfecto Cuesta y Marcelina Martínez, un matrimonio de jubilados octogenarios, en su domicilio del número 29 de la calle de Luis Portones, en el madrileño distrito de Tetuán.

La anciana pareja, que vivía en el segundo piso del edificio desde hacía veinte años, según Cris de Quiroga en ‘ABC’, paseaba a diario por el barrio de Berruguete, junto a una empleada del servicio de teleasistencia de Asispa.

Ella fue quien dio este lunes la alarma, alrededor de las 15 horas, después de que nadie le contestara al telefonillo.

La mujer abrió entonces la puerta de la vivienda con sus llaves y la escena que encontró desató los gritos de pánico que escucharon varios vecinos.

La casa estaba revuelta y el hombre, de 79 años, yacía en el suelo del salón, mientras el cuerpo de la mujer, de 80, se encontraba en la cama.

Había sangre derramada por doquier, que encharcaba el domicilio. Ambos estaban boca abajo y presentaban varias cuchilladas en el cuello; él, heridas incisas. Así, los servicios sanitarios solo pudieron confirmar su fallecimiento. Habían perdido mucha sangre y llevaban muertos unas cuatro o cinco horas.

Aunque todo apunta a un robo violento porque no aparece el arma homicida en el piso, los agentes del Grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional no descartan hipótesis alguna. Incluida que el anciano la matara a ella y se suicidara.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído