HAY GENTE PARA TODO

La Policía Nacional lleva al juez a una mujer de 64 años por palmear las nalgas a un agente y meterle mano

La Policía Nacional lleva al juez a una mujer de 64 años por palmear las nalgas a un agente y meterle mano
Agarrado por la pelotas. PD

Se confirma que hay gente para todo. Y capaz de lo más inaudito.

Si alguien lo duda, que le pregunte a este agente de la Policía Nacional destinado en Zaragoza.

Vaya por delante, que el policía de marras, que ha visto de todo como corresponde a su profesión, vivió el pasado 15 de octubre de 2019, un día surrealista. No es casa, sino estando de servicio,.

Cumpliendo con su trabajo, el agente, junto a su compañero, se personó en un altercado protagonizado por dos adultos, un hombre y una mujer.

El varón explicó a los agentes que tenía problemas con su compañera de piso. Por ello, solicitaron a María F.G. su documentación.

Según relata ‘El Heraldo de Aragon’, la fémina se mostró «hostil y agresiva», llegando a propinar a los agentes manotazos y golpes.

Lo que no se imaginaban los policías es que la paisana, sin cortarse un pelo y con una decisión digna de otros propósitos, también le acosaría sexualmente.

En el momento en el que uno de ellos se puso de espaldas, la mujer aprovechó para meter mano al otro agente, tocándole sus partes íntimas y dándole una palmada en las nalgas.

El abuso sexual fue «inequívoco, claro y directo».

De tal calibre y con tamaña intensidad que con la paisana ya en comisaría y detenida, el agente tuvo que apartarse de ella porque no paraba de meterle mano.

María F.G. se sentará próximamente en el banquillo tras ser acusada de tocar al agente intencionadamente los genitales.

Por estos hechos, la Fiscalía solicita dos años de prisión por un delito de atentado y otro de abusos sexuales.

Ea acusación va más lejos y va a solicitar seis años de cárcel.

María F.G., sin embargo, niega haber acosado sexualmente al policía y se escuda en que no ve bien y que, debido a una lesión en la mano derecha, no la controla, por lo que parece que tiene vida propia.

Julia Ruiz, abogada de la acusada, solicitó un informe forense de su clienta.

Aunque «posiblemente» padezca problemas neuróticos, la realidad es que no sufre trastorno alguno por el que pueda escaparse del banquillo.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído