EL CRIMEN QUE AÚN NO SE RESUELVE

Marta Calvo: errores y dudas dos meses después de su desaparición tras la fatídica cita

Marta Calvo: errores y dudas dos meses después de su desaparición tras la fatídica cita
Marta Calvo.

El caso de Marta Calvo aún mantiene a toda España expectante.

Ya han transcurrido dos meses desde su desaparición, ocurrió el siete de noviembre del 2019, cuando en el pueblo de Manuel (Valencia) saltaron las alarmas, desde aquel día hasta hoy persisten las dudas sobre las últimas horas de la joven de 38 años, pero lejos de aclararse, las interrogantes han ido en aumento.

Ahora, por ejemplo, existen dudas en relación con el principal sospechoso, si puede o no ser un asesino en serie, también de los presuntos cómplices que le ayudaron a cometer el crimen, pero también respecto de la investigación, si faltó diligencia durante las primeras horas posteriores a la denuncia.

A estas alturas las autoridades se mantienen en la búsqueda de los restos de Marta, que no han podido ser hallados, mientras sigue detenido en prisión preventiva Jorge Ignacio P.J., un hombre de 38 años que es el principal sospechoso de haberla descuartizado.

Los familiares de Marta no han sabido nada de ella desde aquel fatídico día, la natural de Estivella (Valencia) acudió a Manuel, un pequeño pueblo del interior de esta provincia, para una cita con un hombre, justo hoy hace dos meses.

Dos días después, la preocupación de su madre la llevó hasta la vivienda del acusado, conducida por el último contacto que tuvo con su hija, se trataba de un mensaje de WhatsApp con esa localización.

El supuesto autor del crimen le dijo que no la conocía.

Pero a pesar de que la denuncia se produjera el día 9, la misma Guardia Civil reconoció que la búsqueda no se inició sino días mas tarde, un retraso que podría estar causado por la ausencia de coordinación entre los diferentes organismos de seguridad, sin embargo, no se ha podido confirmar esta información con las fuentes de la Delegación del Gobierno en Valencia.

Lo que si han explicado las citadas fuentes a Efe es que el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, ha convocado desde el momento en que comenzó la investigación tres reuniones con mandos de Policía y Guardia Civil «para mejorar la coordinación, aunque no ha abierto ningún expediente disciplinario».

El sospechoso, que se entregó el 4 de diciembre, declaró que la muerte de Marta se debió a un accidente provocado por un consumo excesivo de cocaína. A ello se suma la aparición de nuevos casos de introducción de esta droga en los genitales de prostitutas (lo que se conoce como «fiesta blanca» en ese entorno). Ello ha llevado a Policía y Guardia Civil a investigar otros hechos similares, que podrían sumar un total de seis, por ahora. En cualquier caso, de momento el subdelegado del Gobierno, José Roberto González Cachorro, ha descartado que pueda hablarse de un asesino en serie.

Jorge Ignacio P. fue detenido e investigado por la Policía Nacional en relación con esta muerte. Varias cámaras de seguridad registraron la imagen de este colombiano de 38 años accediendo y saliendo del domicilio donde se citó con la fallecida.

La Policía Nacional investiga también la muerte de una sexta mujer, otra prostituta, que falleció en junio también en el barrio de Russafa, aparentemente por sobredosis de cocaína tras haber mantenido relaciones con un cliente, aunque en este caso no hay seguridad hasta el momento de que ese cliente fuera Jorge Ignacio P.

Con información de Efe.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído