HAY GENTE PARA TODO

Muerte ‘dulce’: fallece una mujer en un concurso para ver quién comía más pasteles

Muerte 'dulce': fallece una mujer en un concurso para ver quién comía más pasteles
Los lamingtons que terminaron causando la muerte de la concursante. PD

Parece sacado de ‘La Grande Bouffe’, aquella película de 1973, dirigida por  por Marco Ferreri, que en castellano se tituló ‘La gran comilona’.

Cuatro amigos: Marcello (Mastroianni), el piloto de línea; Ugo (Tognazzi), el restaurador; Michel (Piccoli), el realizador de televisión, y Philippe (Noiret), el juez que vive con su ama de llaves, se reúnen un fin de semana en la villa señorial de este último para realizar un suicidio gastronómico colectivo.

Consiste en comer sin parar diversas especialidades. Ugo se encarga de la elaboración de los platos mientras que Marcello, hace venir a unas prostitutas.

No obstante, asustadas por el cariz que van tomando los acontecimientos, estas huyen por la mañana muy temprano y queda solo la profesora Andrea, fascinada por la empresa suicida de los protagonistas.

Pues al igual que en el film, el concurso terminó en tragedia para la protagonista de este suceso.

Se trata de una mujer de unos sesenta años murió este 26 de enero de 2020 mientras participaba en un concurso consistente en comer lamingtons, celebrado con motivo del Día de Australia en el estado de Queensland.

Ocurrió durante el evento celebrado en el Beach House Hotel en Scarness de la ciudad de Hervey Bay.

La competición consistía en ingerir los dulces típicos del país en esa fecha: lamingtons y pastas.

El ganador sería quien más pasteles comiera, por lo que tenía que ir a toda prisa.

Todo se desarrollaba con normalidad hasta que sobre las 2.00, hora local, la mujer se atragantó, según los primeros indicios.. Los responsables del establecimiento le practicaron los primeros auxilios hasta que llegó la ambulancia.

Tras los intentos de reanimación que llevaron a cabo durante media hora fueron, los sanitarios la trasladaron hasta el Hospital Hervey Bay con un hilo de vida, pero falleció. Ahora se espera el resultado de la autopsia para aclarar qué ocurrió con exactitud. Lo cierto es que tuvo una muerte «dulce».

No es el primer fallecimiento que se produce en este tipo de competiciones.

En 2019 un hombre de 41 años falleció en California mientras comía tacos. En 2012, otro de 32 años pereció en Florida mientras participaba en un concurso de comer cucarachas. En 2013, un australiano de 64 años murió en un concurso de comer pastes en una taberna en Townsville, Queensland.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído