El sujeto de 74 años se había asomado a la ventana para ver de dónde provenía todo el ruido de la balacera

Málaga: la bala perdida de un tiroteo por ‘mal de amores’ mata a un vecino

Un violento tiroteo en Málaga ha terminado con la vida de un hombre de 74 años, quien recibió una bala perdida en el pecho cuando se asomó a la ventana debido al ruido y a los gritos. El suceso ocurrió en la barriada de Palma-Palmilla y, según la Policía Nacional, ya hay seis personas detenidas por la balacera que pudo originarse por motivos sentimentales.

La víctima estaba en una vivienda y, según las primeras pesquisas, al parecer este hombre no tenía relación con los hechos, sino que la muerte se produjo al alcanzarle un tiro perdido al asomarse.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha señalado que la investigación apunta a que el enfrentamiento tuvo «una motivación muy personal, de tipo sentimental». En este sentido, afirma que «no es que sea enormemente importante, pero hay una diferencia en que pueda haber una motivación de este tipo», asegurando que «siempre es lamentable que haya habido una persona inocente ajena al tiroteo y que haya perdido la vida, como así ha sido».

En este punto, ha aludido también a la imagen del barrio, «que siempre nos preocupa, y queda menos afectada, si me permiten que hable en estos términos, que si hubiera sido por un tema en relación con cualquier tipo de tráfico de sustancias, etcétera». 

Por ello, ha insistido en que parece que es un conflicto en el plano «más personal«, pidiendo, sobre esa línea, a la Subdelegación del Gobierno, que «trabaje».

«Minoría violenta»

Al respecto, el vecindario de Palma Palmilla, tras estos hechos ha vuelto a denunciar como ya hizo a principios de 2019, «la situación de impunidad que se vive en el barrio ante el uso de armas de alto calibre por una minoría que hace que la mayoría del vecindario viva con miedo e inseguridad».

Así, a través de un comunicado conjunto del Consejo Político, colectivos vecinales y Plan Comunitario del Distrito Palma-Palmilla, han trasladado, ante las acciones de una «minoría violenta», «que las autoridades no han hecho nada».

«Eso no sólo genera impunidad, inseguridad, y desconfianza hacia las fuerzas de seguridad dentro del barrio; sino que también redunda en el estereotipo sobre Palma-Palmilla», han criticado.

De igual modo, han señalado que «entendiendo que Palma-Palmilla no tiene la exclusividad en este tipo de sucesos y de comportamientos que compartimos con otros puntos de la ciudad», sí han solicitado para los barrios «que de forma inmediata se intervenga de manera contundente por parte de todas las fuerzas de seguridad y desde el ámbito judicial abriendo una investigación profunda sobre los acontecimientos que motivan lo ocurrido esta noche e informando al vecindario de primera mano sobre las actuaciones realizadas».

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído