La Fiscalía ha interpuesto una denuncia contra el presunto agresor y contra un vigilante por no impedirlo

Barcelona: la agresión homófoba en un McDonald llegará a los juzgados

Barcelona: la agresión homófoba en un McDonald llegará a los juzgados
La agresión homófoba de Barcelona PD

Un vídeo se viralizó en Barcelona por la dureza de sus imágenes. Un hombre se encaraba con un homosexual en un McDonald por su forma de vestir ante la presencia de un vigilante del local de comida rápida. Ahora, la Fiscalía ha presentado una denuncia contra ambos (uno por protagonizar la agresión y el otro por no impedirla).

En su denuncia, la Fiscalía de Delitos de Odio y Discriminación de Barcelona acusa al presunto autor de la agresión homófoba, J.M.S.G., de un delito contra los derechos fundamentales y la integridad moral e imputa otro de omisión del deber de impedir delitos al vigilante de seguridad del establecimiento.

El ataque ocurrió en un McDonald’s de la Ronda Universitat de Barcelona. En las imágenes se ve cuando un hombre increpó a un joven reprochándole que vistiera de forma «femenina» y lo agredió al tiempo que le decía: «¿Quieres ver cómo te la suelto? Te voy a hacer heterosexual a hostias».

El Ministerio Público describe que la víctima se dirigió al local el día 28 de junio de 2019, tras haber participado en la plaza Universitat de Barcelona en los actos del pregón con motivo de la celebración del Día del Orgullo LGTBI.

Cuando el hombre se encontraba «tranquilamente» pidiendo una consumición en las máquinas de autoservicio del local, el cliente denunciado lo «increpó de forma agresiva por la espalda», sin que mediara discusión o enfrentamiento previo, «de forma absolutamente gratuita» y con «ánimo de vejar públicamente» a la víctima, sostiene el Ministerio Público.

Según el fiscal, el denunciado «comenzó a reprenderle de forma hostil y perfectamente audible por la clientela del restaurante», humillándole con expresiones vejatorias, y le dio un empujón con el que provocó que la víctima se golpeara con la máquina dispensadora de bebidas, «todo ello en medio de gritos con continuos reproches a su vestimenta».

La agresión, añade el Ministerio Público, fue presenciada por un vigilante de seguridad del establecimiento, D.J.T, quien no intervino para evitarla, pese a que sabía del «carácter conflictivo» del acusado, puesto que había protagonizado problemas anteriores con otros clientes del local.

El vigilante, según la Fiscalía, «permaneció inactivo» y permitió «que se llevara a cabo la humillación pública de la víctima, sin intervenir activamente para frenar la conducta humillante». El hombre se limitó a avisar a los Mossos d’Esquadra para comunicarles que «dos clientes se estaban amenazando entre ellos».

Por este motivo, el Ministerio Público dirige también su denuncia contra las compañías de seguros del establecimiento donde ocurrieron los hechos y de la empresa de seguridad que tenía contratado al vigilante para que paguen las eventuales indemnizaciones que puedan acordarse en sentencia.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído