El representante de Podemos afirmaba que "el coronavirus está absolutamente controlado en España" sólo 15 días atrás

‘Zasca’ en toda la boca al insufrible Echenique: el análisis del coronavirus que ahora se come con patatas

'Zasca' en toda la boca al insufrible Echenique: el análisis del coronavirus que ahora se come con patatas
Pablo Echenique PD

Pablo Echenique hizo lo mismo que tantos tertulianos: hablar y hablar sin tener idea de lo que decía. El portavoz de Podemos en el Congreso, quien arremetió contra las primeras voces de alarma por el coronavirus (similar a la estrategia del régimen chino), realizó un “brillante” análisis sobre la famosa enfermedad proveniente de Wuhan: “el coronavirus está absolutamente controlado en España”.

No han pasado ni 15 días de las palabras del lumbreras de Podemos, pero en España ya hay más de 1.690 contagiados y 36 fallecidos. Las proféticas palabras de Echenique son una demostración más de la falta de seriedad de un gobierno que pasa de convocar de forma masiva a las manifestaciones del 8 de marzo para que, en menos de 24 horas después, implemente medidas de emergencia nacional.

A través de las redes sociales, Echenique demostraba su gran conocimiento afirmando que: “En las portadas y en las tertulias, el coronavirus corre desbocado y es una peligrosísima pandemia que causa pavor. En el mundo real, el coronavirus está absolutamente controlado en España. Ojalá un día el sistema mediático tenga la mitad de calidad que el sistema sanitario”. Ahora, el mensaje que publicó el pasado 25 de febrero a primera hora de la mañana está siendo un plato frío y rancio que se debe comer con patatas.

Un Echenique nervioso

También desde las redes sociales Echenique enloqueció por una denuncia contra Irene Montero, por lo que decidió insultar a Inda e intenta ridiculizar a un humilde partido político.

A pesar de ser el portavoz del grupo parlamentario Podemos, Pablo Echenique mostró un discurso muy ofensivo contra los grupos más humildes de la política española. No en vano, el defensor de la ‘integradora izquierda’ comparó al Partido Laócrata (que presentó las querellas contra Irene Montero y José Luis Ábalos) con “la Asociación Firilalalá y Papelería Ruipérez”.

Asimismo, aprovechó una publicación en internet para cargar contra la prensa española.

En concreto, contra OkDiario y Eduardo Inda.

“El problema no es que Inda publique bazofia ridícula en su tabloide. Lo grave es que lo llaman periodista y lo invitan a platós para que emponzoñe la democracia”.

Unas palabras que recuerdan la férrea censura de los regímenes de Cuba y Venezuela, así como a la polémica afirmación de Pablo Iglesias: “la existencia de medios de comunicación privados ataca la libertad de expresión”.

La querella que enloqueció a Echenique

El Partido Laócrata, una de las organizaciones que está detrás de las denuncias contra José Luis Ábalos por el ‘Delcygate’, interpuso una querella contra la ministra de Igualdad por un presunto delito de prevaricación por «quebrantar a sabiendas la Ley Orgánica de Igualdad efectiva entre mujeres y hombres, vulnerando el principio de presencia equilibrada 40/60, en los altos cargos del Ministerio de a igualdad y del Instituto de la mujer». Como ha logrado conocer Periodista Digital, la medida judicial llega porque en la institución pública existe un porcentaje de hombres del 21 por ciento, frente al 79 por ciento de mujeres. En este sentido, ellas son quienes lideran los altos cargos de dicho ministerio, ocupando a 11 de las 14 plazas existentes. 

Para Sergio Cebolla, líder del Partido Laócrata, interpuso la querella ante la Fiscalía del Supremo al entender que Irene Montero implementó una organización que supone una violación al artículo 404 del código penal.

Es importante recordar que el artículo 404 del Código Penal fija el siguiente tipo penal: «a la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a quince años”.

En la querella interpuesta también se suman las declaraciones de la esposa de Pablo Iglesias ante los medios de comunicación, donde habría mostrado su interés de darle prioridad a las mujeres por encima de los hombres, como una especie de ‘venganza’ por el machismo que marcó a la sociedad española durante décadas pasadas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído