Manuel Sánchez Lizaña era trabajador de oficialía mayor del complejo

Muere el primer trabajador por coronavirus en la Moncloa, donde la élite política no respeta la cuarentena, y se sospecha que su deceso se mantuvo oculto

Según ha informado Cristina Seguí, el trabajador habría muerto el pasado sábado 11 de abril

La pandemia del coronavirus se cobra una primera víctima fatal en el complejo del Palacio de La Moncloa, uno de los lugares donde más se ha evidenciado la presencia de presuntos contagiados que han incumplido la cuarentena.

El trabajador ha sido identificado como Manuel Sánchez Lizaña, un «empleado admirable», dijo la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, que dio la noticia en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes 14 de abril de 2020.

Según ha publicado Europa Press citando a fuentes del Gobierno, Sánchez Lizaña era un trabajador de oficialía mayor. Además de esto, Cristina Seguí ha informado que el fallecimiento del trabajador se ha mantenido oculto desde el pasado sábado cuando ocurrió.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez no se ha pronunciado al respecto.

El Palacio de la Moncloa viene a ser uno de los lugares donde es más fácil contraer la contagiosa enfermedad, allí, la élite política ha paseado libremente incumpliendo la normativa establecida por las autoridades sanitarias en relación con la cuarentena.

El vicepresidente segundo de España, Pablo Iglesias, ha aparecido en distintas oportunidades rompiendo las normas de confinamiento, la primera vez fue en un Consejo de Ministros, luego apareció en rueda de prensa, con el propio ministro de Sanidad, siempre saltándose la cuarentena a la cual estaba confinado dado que su pareja, la marquesa Irene Montero, tiene el Covid-19.

«Seguridad significa que se cumplan las medidas del estado de alarma para frenar el virus», dijo con total cinismo el vicepresidente bolivariano, para además afirmar que él está contribuyendo a parar el virus.

Pero esto fue una reacción del ‘machirulo rojo’ ante el ocultamiento del positivo por COVID-19 de Begoña Gómez, pareja de Pedro Sánchez, que obtuvo el resultado positivo tras realizarse el test el mismo día que Irene Montero, y ante la libre circulación de Pedro Sánchez que también se saltó la cuarentena, su socio de Gobierno decidió hacer lo propio, así lo explicaba Federico Jiménez Losantos:

«Por eso se presentó el vicepresidente en plan machirulo rojo, en plan machote diciendo ‘cómo, o sea que mi señora ha sido delatada por el Gobierno que tiene el virus y la tuya no, te vas a enterar pedrito’ y se presentó ahí, porque a este le da igual y hay una foto en la que se está metiendo el dedo en la nariz y no sé si para arrojarle algún excremento mucoso al ministro de Justicia por dejar en ridículo total a esta señora», explicó el periodista.

Carmen Calvo trabajó en la Moncloa con sospechas de coronavirus

Partiendo de la información presentada por Cristina Seguí, el trabajador pertenecía al Ministerio de la Presidencia, lugar por el que la titular de dicha cartera, Carmen Calvo, paseó su coronavirus cuando ya sospechaba que tenía la enfermedad.

Y es que la vicepresidenta primera, no asumió para sí misma las recomendaciones que ha repetido su propio Gobierno hasta la saciedad, pero para que sean cumplidas por el resto de los españoles, los que no son parte de la casta política.

La muestra de esta situación la publicó Periodista Digital basándose el Informe de Alta Hospitalaria de la Vicepresidenta, firmado por el equipo médico de la exclusiva Clínica Ruber, cuando le concedieron el alta médica el pasado 25 de marzo de 2020.

En el documento se puede leer que la mano derecha de Pedro Sánchez ingresó a la clínica el día 22 de marzo, cuando ya tuvo que entrar por urgencias al presentar “un pico febril” y con todos los síntomas del coronavirus, como lo dice la anamnesis de la historia clínica:

«Consulta por un cuadro de tos y malestar de vario días de evolución, por los que consulta en dos ocasiones con 2 RX de torax normales y dos determinaciones previas de CoV2 negativas».

Como bien indica el apartado de los «resultados de las pruebas complementarias», la primera prueba de RX de tórax se llevó a cabo en fecha 16 de marzo de 2020, lo que representa el inicio del conjunto de pruebas médicas que terminaron arrojando el positivo por la contagiosa enfermedad y la posterior hospitalización.

Ese mismo día que se realizó esa prueba de RX, el 16 de marzo, la también ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, presidió la primera reunión del Comité de Situación de Estado de Alarma, muy juntita al poderoso Iván Redondo, jefe de Gabinete y quien maneja la estrategia política y comunicacional del Gobierno, de esto se puede observar un corto vídeo en las páginas web de la moncloa y del Ministerio de la Presidencia.

Por si lo anterior fuera poco, el día 18 de marzo la vicepresidenta acompañó a Pedro Sánchez en su comparecencia en el Congreso de los Diputados para informar sobre el Real Decreto por el que se declaró el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Coronavirus.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído