Los ciudadanos intentaron alegar sin éxito que se trata de una fiesta local que se realiza cada año

Cáceres: Fiestas y disparos en la calle pese al confinamiento, por ser «una tradición»

La Guardia Civil ha denunciado a 23 personas y puesto en prisión a otro por desobedecer el estado de alarma

La Guardia Civil sigue encontrándose con situaciones insólitas durante el confinamiento. La Benemérita ha denunciado a 23 personas que estaban celebrando una fiesta local en Las Navas de Madroño (Cáceres) pese al estado de alarma. Asimismo, detuvieron a una más por realizar varios disparos en el también municipio cacereño de Malpartida. ¿El argumento para tal desfase?, que era una fiesta local y lo celebraban así en su pueblo.

En vídeos subidos a las redes sociales, puede verse a los vecinos denunciados disfrutando de varias barbacoas y consumiendo bebidas en plena calle. Sin embargo, la excusa no les sirvió para esquivar las sanciones por faltar al confinamiento o por disparar.

El Instituto Armado explicó que la actuación en Navas del Madroño tuvo lugar cuando se tuvo conocimiento de que en dicha localidad se encontraban varias personas celebrando en la calle una festividad local.

Hasta el lugar se desplazaron varias patrullas de Guardia Civil y Policía Local del municipio, que suspendieron de inmediato la celebración e identificaron a los participantes para denunciarles.

Conscientes de que se podrán repetir los hechos, el Servicio de Sanidad de Extremadura ha valorado la posibilidad de aplicar medidas preventivas, ya que algunos de los denunciados trabajan en comercios abiertos al público actualmente. Finalmente, no se ha establecido ninguna por no existir ningún positivo en COVID-19 en la localidad donde ocurrieron los hechos.

A lo viejo Oeste

En el municipio cacereño de Malpartida, un vecino se saltó las medidas de confinamiento establecidas por el actual estado de alarma y se dirigió a la Plaza Mayor del municipio para realizar varios disparos al aire con una escopeta. El denunciado manifestó a los agentes haber realizado los disparos con la intención de celebrar la festividad que ese día suponía, pues es tradición en su pueblo celebrarlo de esa manera.

Los hechos, ocurridos el pasado 12 de abril, fueron grabados en vídeo y difundidos por redes sociales, lo que permitió la rápida identificación del autor, a quién se le ha retirado el arma y la documentación que ampara su tenencia. Además, ha sido denunciado por saltarse el confinamiento de manera injustificada y usar un arma de fuego de modo negligente o temerario.

De este modo, esa misma tarde, la Guardia Civil aprehendió la escopeta al autor de los hechos, su guía de pertenencia y la licencia de armas, además de cinco cartuchos de fogueo que, al parecer, fueron los que habían sido utilizados en los disparos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído