15 MAFIOSOS DETENIDOS

La Guardia Civil atrapa a unos narcos con dos millones de euros en oro, plata y piedras preciosas

La organización metía hachís por la costa malagueña y la transportaba oculta en turismos al norte de España y sur de Francia

La Guardia Civil atrapa a unos narcos con dos millones de euros en oro, plata y piedras preciosas
Lingotes de oro. PD

La Guardia Civil le cayó encima con todo, sin darles tiempo ni a respirar.

Quince mafiosos han sido detenidos por la Benemérita, en una operación conjunta de la Policía Nacional, como integrantes de una banda dedicada a distribuir hachís y marihuana a gran escala.

A los maleantes se les han decomisado lingotes de oro, plata y piedras preciosas valorados en más de dos millones de euros, además de abundantes armas de fuego con munición y algo más de media tonelada de hachís.

La banda distribuía la droga desde la provincia de Málaga hasta las comunidades autónomas de Madrid, Galicia y Asturias, así como a localidades ubicadas en el sur de Francia, ha informado los citados cuerpos policiales en un comunicado.

En los nueve registros practicados se han intervenido, además de los efectos ya citados, se han intervenido documentos que acreditan la compra de más de medio millón de acciones de empresas en el extranjero.

La operación se inició el pasado verano, cuando los agentes supieron que varios individuos estaban planeando introducir un cargamento de hachís desde Marruecos hasta un punto de costa malagueña.

El litoral de Málaga ha ganado terreno como área de desembarco de droga desde que la zona gibraltareña está más intensamente vigilada tras el enorme crecimiento de la actividad y el descaro de las bandas de narcotraficantes habida en 2017 y 2018. La de Huelva es la otra costa que ha ganado peso en estos manejos ilícitos.

 Dos investigaciones que acabaron confluyendo

Paralelamente a las primeras informaciones que llegaron a oídos de los agentes sobre el posible envío de la citada carga, el pasado julio, la Policía Nacional inició una investigación en torno a una organización que operaba en la provincia de Málaga y cuyos integrantes, de nacionalidad española, marroquí y brasileña y residentes en Marbella, Mijas y Monda, se dedicaban al narcotráfico, principalmente hachís, desde Marruecos hasta España, para lo que utilizaban vehículos caleteados (que cuentan con huecos y dobles fondos para esconder la droga y camuflarla en la estructura del vehículo).

La banda utilizaba un inmueble en la localidad malagueña de Coín para guardar y distribuir la droga

Los agentes de ambos cuerpos se percataron que investigaban a las mismas personas, por lo que decidieron trabajar conjuntamente en una única operación, y fruto de ello se constató que la banda contaba con un domicilio en Coín (Málaga) que era utilizado como guardería y desde donde se distribuía la droga.

En una primera fase la operación se actuó contra la rama de la organización que se dedicaba a la vigilancia y al transporte de la droga que se encontraba en esta vivienda de Coín.

Los investigadores interceptaron un vehículo que transportaba oculto, en un doble fondo habilitado al efecto, gran cantidad de hachís, que había sido sacada momentos antes del inmueble, y fue detenido su conductor y un único ocupante.

Posteriormente, se registró el recinto utilizado como guardería de la droga, donde se hallaron, entre otros efectos, varios fardos de hachís y un arma de fuego, y en ese momento fueron detenidas otras dos personas.

A raíz de estas detenciones, la investigación se centró en los miembros del grupo criminal asentados en las provincias de Málaga y Lugo, que se dedicaban a suministrar sustancias estupefacientes a otras organizaciones delictivas asentadas en Galicia y Francia.

También se interceptó un nuevo envío de droga y en esta ocasión fueron detenidas cuatro personas e incautados 356 kilogramos de hachís y 103 kilogramos de marihuana.

En la última fase de la operación se llevaron a cabo ocho registros domiciliarios y fueron detenidas ocho personas en las provincias de Lugo y Málaga.

Entre los efectos intervenidos, hay 17 kilogramos de oro en lingotes y monedas, 47 kilogramos de plata también en lingotes y monedas, 88 piedras preciosas entre diamantes y esmeraldas, y se han inmovilizado además siete cuentas bancarias con más de 400.000 euros y más de medio millón de acciones de empresas en el extranjero.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído