Estaba discutiendo con su novia a voces y le pidieron que saliera del local

Mike Perry, luchador de UFC, deja K.O. a un cliente que osó reñirle en un restaurante

Vaya por delante Mike Perry siempre ha sido muy broncas y nunca se ha echado para atrás en una pelea.

Perry, que tiene ya 28 año, nació en Flint, Michigan, y suele contar que era uno de los 10 niños blancos de toda la escuela, y que los negros le acosaban mucho.

«Era lo mismo en otras escuelas, pero yo no retrocedía, así que me peleaba y pronto me hice respetar».

Esta inestabilidad lo llevó a un camino de drogas, arresto domiciliario, violación de libertad condicional y cárcel.

Comenzó a entrenar boxeo a los 11 años, lo que lo llevó a su carrera en MMA.

El incidente del vídeo sucedió este 7 de julio de 2020, por la noche, cuando el luchador de UFC fue junto a una mujer al restaurante Lubbock, en Texas.

El deportista comenzó a discutir con su acompañante en voz alta y se le pidió que se retirara del lugar luego de varias advertencias por parte del personal, debido a las quejas de los clientes.

El luchador de UFC, que había consumido varios Berry Mojitos (trago con alcohol), se molestó entonces con los empleados y se negó a marcharse, exigiendo que llamasen a la Policía.

Según se ve en el video, Perry quería que los agentes registraran la situación para que no fuese acusado de algo que no hizo.

Pese a la insistencia de varios miembros del personal del restaurante, de su pareja y de algunos clientes, el deportista estadounidense de 28 años continuó a los gritos, señalando que los mozos lo habían “tocado” para sacarlo del lugar y estalló cuando un hombre desde la barra le contestó que se fuera y que dejase de hacer escándalo.

Perry enloqueció, se acercó al señor y tras insultarlo le dio varios golpes hasta dejarlo K.O. en el suelo.

El sitio TMZ informó que la víctima fue trasladada en ambulancia hasta un hospital de la zona pero no pudo hacer una denuncia ya que, debido a la fuerza de los puñetazos, no recuerda nada de lo sucedido.

Los agentes llegaron instantes más tarde de que todo sucediera, pero no arrestaron a Perry, quien se marchó sin pagar la factura y podría ser denunciado en las próximas horas por el restaurante. “A la espera de la investigación criminal, preferimos no comentar más porque una de las víctimas era un empleado de nuestra compañía que le había pedido al Sr. Perry que se fuera”, señaló un representante de la tienda al portal norteamericano.

Según parece, cuando Perry se trenzó a golpes con el hombre que le había exigido que se vaya, también lanzó puñetazos hacia varias personas que intentaban separarlo, por lo que habría herido al menos a otras tres. Además, cuando se levantó del suelo, insultó a todos en el lugar y llamó nigger (término racista) a un empleado afroamericano.

También se enfadó con la mujer que lo acompañaba a quien le gritó: “Te enseñaré cómo es”, al acusarla por no haberlo defendido.

Hasta el momento no hay declaraciones oficiales por parte de Perry, quien en 20 presentaciones como luchador profesional de artes marciales mixtas (MMA) ostenta 14 triunfos y solo seis derrotas.

Su último combate fue victoria ante Mickey Gall por decisión unánime el 27 de junio de este año.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído