Dos grandes explosiones y un fuerte olor a quemado han alertado a los pasajeros que esperaban en los andenes

El misterio del palestino gateador: muy grave al caer desde el techo de la estación de Atocha a la catenaria y las vías

El árabe trataba de descolgarse desde las vigas del techo a los andenes de alta velocidad cuando ha tocado uno de los cables.

El misterio del palestino gateador: muy grave al caer desde el techo de la estación de Atocha a la catenaria y las vías

Un olor a chamusquina tremendo y dos explosiones. Un palestino de unos 30 años ha sido hospitalizado muy grave al caer la tarde de este 10 de julio de 2020,  desde un techo de la estación ferroviaria de Atocha a la catenaria y luego a las vías de una línea de Cercanías.

Los hechos, cuyas extrañas causas y circunstancias está investigando la Policía Nacional, han tenido lugar sobre las 15.30 horas de este viernes.

El tipo se ha precipitado desde una altura de unos seis o siete metros desde unas vigas situadas en el techo de la estación, chocando primero sobre la catenaria, recibiendo una fuerte descarga eléctrica, para posteriormente caer a las vías, sufriendo también lesiones varias.

Sanitarios del Samur-Protección Civil lo han intubado, estabilizado y evacuado al herido al Hospital de la Paz, donde ha ingresado en estado muy grave.

Tenía un traumatismo craneoencefálico severo, una fractura abierta de fémur y quemaduras importantes por electrocución.

ENIGMA Y PREGUNTAS

Vestía de calle, con una mochila, e intentaban descolgarse al techo del tren a la altura del último andén, pero parece descartarse el móvil terrorista.

Al bajar de la viga, el hombre se ha agarrado a una de las catenarias, y en ese momento se ha producido una enorme explosión. Un segundo estallido alertó de nuevo a quienes esperaban en la estación.

El hombre cayó al suelo en ese instante. Al intentar bajar desde la viga al techo del tren ha tocado el cable con una pierna y entonces se ha ocasionado el estruendo. Según ha podido saber este periódico, el hombre ha recibido una descarga de unos 25.000 voltios.

El árabe llevaba todo el día intentando colarse en los trenes para ir a Marsella.

El intento inicial, a primera hora del día, lo realizó a través de los andenes de Cercanías. Esa parte de Atocha conecta de manera directa con las vías 14 y 15 de alta velocidad, que son vías de estacionamiento.

Tras fallar en ese primer intento, el individuo ha decidido intentarlo a través de la opción más arriesgada de todas. Trepando hasta el techo e intentando acceder de esa manera, ha vuelto a fallar en su propósito, obteniendo a cambio una gigantesca descarga eléctrica.

Pese a la magnitud del voltaje que ha recibido esta persona, ha sobrevivido al suceso y parece que saldrá adelante.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído