A. G. G., propietario de un conocido gimnasio de Marbella, estaba cenando en la terraza del hotel

Un empresario español muere aplastado por un británico que se lanzó desde la séptima planta del Hotel Melia Don Pepe

A. G. G. tenía 46 año, era padre de dos hijos y propietario del gimnasio Brooklyn de Marbella, una cadena de franquicias especializada en la modalidad del Fitboxing

Un empresario español muere aplastado por un británico que se lanzó desde la séptima planta del Hotel Melia Don Pepe
Hotel Gran Meliá Don Pepe, Marbella. PD

Uno, el español, estaba cenando tranquilamente con su familia en la terraza del Hotel Melia Don Pepe de Marbella.

Otro, el británico, sin que se sepa la razón, se encaramó a la barandilla de su habitación, en la séptima planta del establecimiento y se lanzó al vacío.

A. H., el suicida, que pesaba más de 100 kilos, cayó directamente encima del español y ambos murieron en el acto.

Nada presagiaba que la noche de este viernes, 10 de julio de 2020, fuera a acabar con esta desdicha.

A. G. G. tenía 46 años, era padre de dos hijos y propietario del gimnasio Brooklyn de Marbella, una cadena de franquicias especializada en la modalidad del Fitboxing.

Había decidido salir con su familia y unos amigos para cenar. El objetivo de la reunión era preparar la comunión de su hija, ya que debido al confinamiento y el estado de alarma no había podido celebrarse en mayo.

La tragedia se producían a la 1:45 horas de la madrugada.

Los espanatados familiares inmediatamente dieron aviso al 112 que, cuando llegaron, se encontraron la imagen dantesca, de los dos hombres muertos sobre el suelo del restaurante.

La víctima española montó el negocio en la primavera de 2018. Antes había trabajado en el sector turístico.

La mujer del marbellí fallecido es recepcionista en otro hotel de la ciudad.

Nadie se explica todavía lo ocurrido.

«En el gimnasio le iba muy bien… Había probado suerte y le ponía mucho entusiasmo. Intentaba que toda la gente que iba allí a hacer deporte quedase contenta con el trato».

La Policía Nacional trata de esclarecer las circunstancias del suceso. El ciudadano británico se encontraba hospedado en el hotel junto a su familia.

Todavía se desconoce la causa de la caída, aunque la principal hipótesis que se maneja es el suicidio.

A. H. también había ingerido alcohol, por lo que no se descarta una caída fortuita. Incluso, que pudiera haber sufrido algún problema mental.

El Hotel Don Pepe había reabierto sus puertas recientemente tras el período de confinamiento a causa de la pandemia. La mañana siguiente a los hechos se retomó la actividad con normalidad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído