El líder del PSOE acusa de imprudentes a los españoles que invitó a salir sin miedo en julio

Así promovía Pedro Sánchez el «relajamiento social» que ahora hunde a España en una nueva ola de contagios del COVID-19

Un vídeo muestra cómo el presidente socialista cambia radicalmente su discurso en solo meses y se desentiende de sus recomendaciones

Pedro Sánchez echó ‘balones fuera’.

El presidente socialista indicó, en una entrevista en la Cadena SER, que la nueva ola de contagios del COVID-19 radica en que “ha habido una serie de relajamientos por parte de la ciudadanía en cuanto a los niveles de protección y de emergencia sanitaria que ha permitido una mayor circulación”.

Sin embargo, el líder del PSOE parece olvidar que fue él quien invitó a los ciudadanos a salir a la calle sin miedo para “disfrutar de la nueva normalidad”.

Un vídeo publicado por Toni Cantó en sus redes sociales recuerda cómo el socialista dijo el 4 de julio que:

No nos dejemos atenazar por el miedo. Hay que salir a la calle, hay que disfrutar de la nueva normalidad recuperada, hay que recuperar la economía, hay que disfrutar y ser conscientes de que el Estado hoy está mucho mejor pertrechado para luchar contra el COVID en todos los rebrotes que pueda haber en el país”.

Los datos demuestran que el Gobierno del PSOE-Podemos está lejos de tener el control de la pandemia.

España acabó agosto como el país de la Unión Europea que más contagios nuevos de COVID-19 registró durante los meses de verano. Después de lograr «aplanar la curva» durante los meses de confinamiento la pasada primavera, este mes de agosto los nuevos casos se han disparado hasta un 78%, de acuerdo con datos del Ministerio de Sanidad.

El Centro de Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) coloca la incidencia acumulada de los últimos 14 días en España en torno a los 205,5 afectados por cada 100.000 habitantes.

Una situación muy distinta a Luxemburgo que, pese a ocupar el segundo puesto en la lista, tiene una incidencia acumulada de 132,6 casos por cada 100.000 habitantes. Un dato aún más preocupante si se recuerda que se trata de un país que cuenta con una población total de algo más de 600.000 personas.

Sánchez, que demostró su lentitud para tomar medidas y abastecer a los profesionales sanitarios a inicios de 2020, ahora culpa a los ciudadanos de los nefastos resultados. Eso sí, sin tomar medidas que permitan controlar el número de los contagios en España y, por lo menos, igualarlos con el resto de los países vecinos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído