El obispo de Nueva York, entre los asistentes

La Policía cose a tiros un tipo que entró disparando en la Catedral de San Juan el Divino

El individuo comenzó a disparar en el exterior del templo al término de un recital de villancicos

La Policía cose a tiros un tipo que entró disparando en la Catedral de San Juan el Divino

Parece que buscaba la muerte y la encontró.

La Policía de Nueva York (EE UU) abatió este 13 de diciembre de 2020 a un hombre que había iniciado un tiroteo al término de un espectáculo navideño (un recital de villancicos), en las inmediaciones de la Catedral de San Juan el Divino, en el barrio de Harlem.

Según informó The New York Times, cientos de personas se encontraban en la zona en el momento del incidente.

Los hechos ocurrieron en torno a las 21.45 hora peninsular española (las 15.45 hora local), cuando la Policía recibió el primer aviso de que había un hombre efectuando disparos en la zona. El hombre, de 52 años de edad, comenzó a gritar sobre las escaleras de la catedral que quería ser asesinado mientras realizaba varios disparos, según relataron algunos testigos citados por el diario neoyorquino. Nadie resultó herido.

Las mismas fuentes indicaron que el atacante, quien portaba dos armas de fuego, realizó al menos una veintena de disparos, después de que finalizara el concierto navideño. Uno de los concejales demócratas de la ciudad, Mark D. Levine, señaló que el sospechoso «parecía tener una enfermedad mental».

 El obispo de Nueva York, entre los asistentes

Parte de los asistentes, entre los que se encontraba el obispo de Nueva York, el reverendo Andrew Dietsche, corrieron a refugiarse dentro de la iglesia antes de que apareciera la Policía, que finalmente mató al sospechoso.

«Los feligreses de la Catedral de San Juan el Divino, la audiencia del concierto, el clero y el personal están a salvo», comunicó una de las portavoces de la diócesis Episcopal de Nueva York, Isadora Wilkenfeld.

Este domingo por la noche se desconocía aún la identidad del sospechoso, quien vestía por completo de negro, llevaba gorra y mochila, así como una mascarilla con la bandera de la República Dominicana, según muestran algunas de las fotografías difundidas por la prensa estadounidense.

La presidenta del distrito de Manhattan, Gale Brewer, contó en Twitter que su jefe de gabinete y secretario de prensa estaban en la iglesia cuando ocurrió el suceso, informó de que no contaban todavía con mucha información sobre lo sucedido y pidió a la población que evitase las aglomeraciones en torno al lugar de los hechos para que la Policía pudiese continuar con sus investigaciones.

Poco después, el comisionado de la Policía de Nueva York, Dermot Shea, informó durante una rueda de prensa de que el sospechoso tenía «un largo historial criminal» y se sospecha que podría ser el dueño de una bolsa que se halló en el lugar de los hechos en la que había un pequeño bidón de gasolina, cuerda, alambre, varios cuchillos, una Biblia y cinta adhesiva.

Shea alabó la «heroica» actuación de tres de los agentes de la Policía de Nueva York, quienes descerrajaron hasta una quincena de disparos sobre el sospechoso, uno de los cuales acertó en su cabeza. Trasladado en estado crítico a uno de los hospitales de la ciudad, se confirmó poco después su muerte.

«Es horrible que el obsequio de nuestro coro a la ciudad de Nueva York, una tarde muy necesaria de canto y unidad, fuera interrumpido por este impactante acto de violencia. Permaneceremos fuertes, juntos y serviremos como un espacio seguro para la oración, la meditación y la celebración durante la próxima temporada navideña», manifestó la oficina de la catedral.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído