La Policía difunde la foto del sospechoso

Esta es la cara de Hamin, el tipo que roció a Sandra con ácido sulfúrico y al que busca la Policía

Pide colaboración ciudadana para localizarlo

Esta es la cara de Hamin, el tipo que roció a Sandra con ácido sulfúrico y al que busca la Policía
Hamin, buscado por rociar a su novia con ácido. PD

Se llama Hamin y se le busca con ahinco.

La Guardia Civil ha compartido dos fotografías del miserable de rociar con ácido a su exnovia, Sandra, y una amiga este 12 de enero de 2021 en Cártama (Málaga).

Se pide colaboración ciudadana para localizar al facineroso, un tipo nacido en Melilla, pero residente en una localidad de la Costa del Sol,  y bien conocido por las fuerzas de seguridad de la zona.

A sus 26 años, Hamin, acumula en su historial dos delitos por robo con violencia, uno de hurto, otro contra la seguridad vial por conducir sin carnet de conducir y el más grave de todos: un episodio de violencia de género contra otra expareja. de los hechos.

Antes de que rociase con ácido a las dos jóvenes, al sospechoso ya lo buscaban las fuerzas de seguridad. Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía aseguran que tenía pendiente un juicio por violencia machista a finales de este mismo mes, después de que se aplazase en abril por la pandemia.

Los hechos por los que debería ser juzgado sucedieron en el 2016, cuando en un local de ocio nocturno de Málaga agredió brutalmente a su exnovia y madre de su hijo que por aquel entonces era un bebé de tan solo cinco meses. Tiene una orden de alejamiento de la víctima y como no pudo ser notificado del inicio del juicio se decretó una orden de búsqueda y captura.

Actualmente en búsqueda y detención. Por favor RT para máxima difusión» han publicado en su Twitter.

Los hechos espeluznan.

Poco después de las 14 horas de este lunes, dos vehículos situados en paralelo obstaculizaban el tráfico en una de las calles de Cártama (Málaga) ante los pitidos constantes del resto de coches que serían en minutos posteriores testigos de una dantesca escena.

Parecía una discusión entre dos conductores hasta que uno de ellos se bajó de su vehículo y pidió a la joven que estaba al volante del otro coche que abriese la ventanilla: era su exnovia acompañada de una amiga en el asiento del copiloto.

No se fió del todo de su expareja –con la que tuvo una relación de unos seis meses– y según testigos del suceso, solo bajó la ventanilla un palmo.

Esos escasos centímetros le bastaron al agresor para introducir un bote de plástico lleno con un litro de ácido sulfúrico para rociar a ambas jóvenes.

Las chicas lograron salir del coche tras la brutal agresión y quedaron tendidas en el suelo sin ropa hasta que lograron ser atendidas por los servicios sanitarios alertados por los testigos, quienes aseguran que el coche de las chicas recorrió más de 50 metros ya sin conductora hasta que se chocó con una farola.

Mientras, el exnovio se dio a la fuga.

Este 13 de enero, la Guardia Civil estuvo a punto de echarle el guante, pero el miserable dejó abandonado el coche y huyó a pie.

Se le busca.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído