Lanzaron a su jardín una pelota de trapo amarilla con este mensaje: "Boadella, cabrón"

Albert Boadella sufre en su propia casa el ataque rabioso de los independentistas

"Hace 35 años, cuando llegamos, todos me saludaban, pero ahora el 90% de la gente de aquí me odia"

Albert Boadella sufre en su propia casa el ataque rabioso de los independentistas

Es la auténtica china en el zapato de los independentistas.

El dramaturgo Albert Boadella se ha convertido en una pesadilla para esos catalanes que han comprado la mercancía averiada del separatismo.

Esa turba, sectarizada a más no poder, solo quiere escuchar a gente que suelte por su boca los mensajes que ellos han asumido como válidos y les produce auténtica alergia que existan voces críticas como las de este artista y director teatral que les rebata con argumentos ese falso sueño de una Cataluña secesionista.

Por esa razón, en cuanto alguno de esos elementos subversivos encuentra la más mínima ocasión, Boadella tiene que sufrir el ataque de las hordas del lazo amarillo.

El último de esos ‘recados’ que ha recibido el dramaturgo se produjo el 5 de febrero de 2021, tal y como cuenta el diario El Mundo.

En estas semanas, Boadella se encuentra ‘confinado’ en su casa de Jafre, en Gerona, junto con su mujer, ya que ambos han contraido el coronavirus y han preferido la teórica tranquilidad que tienen en esa vivienda.

Sin embargo, poco le ha durado al matrimonio esa calma cuando el fundador de Els Joglars salió al jardín de su casa y observó que alguien había lanzado una pelota de trapo de color amarillo en la que se podía leer el siguiente mensaje:

Boadella, cabrón.

Desgraciadamente, esta situación no resulta desconocida para el director teatral. Acostumbrado a ser señalado por la banda de los independentistas, ya vio como en el año 2016, en esa misma casa varios individuos entraron por la noche al jardín y derribaron tres cipreses.

Pero es que antes de ese ataque también la habían emprendido contra unas chumberas y posteriormente, otra mañana, se despertó con la zona ajardinada de la casa repleta de bolsas de basura.

En 2018, por ejemplo, en la fachada de su domicilio gerundense pintaron los separatistas el siguiente mensaje:

Boadella, lárgate.

De hecho, ese pueblo de Jafre (Gerona) es de los que se adhirió a la Asociación de Municipios por la Independencia y ha provocado que muchos de aquellos que saludan a Boadella ahora, sin embargo, no solo le han retirado la palabra, sino que encima están fritos por conseguir que el dramaturgo coja las maletas y abandone la localidad.

Así se refería a ese hecho:

Hace 35 años, cuando llegamos, todos me saludaban, pero ahora el 90% de la gente de aquí me odia. Es la forma que tienen de mostrar el odio que sienten hacia el disidente. Es que esta pobre gente solo vive para el odio. Es lo único que el nacionalismo les ha dejado. Ya ni siquiera confían en ir al cielo. El odio es lo único que aquí no está en decadencia.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído