El barco de Tomás Antonio Gimeno ha si do encontrado a la deriva

Buscan frenéticamente a este hombre, que desapareció con sus dos hijas, diciendo que nunca las volverían a ver

La niña de 1 año, Anna, tiene el pelo corto, ondulado y rubio, con los ojos azules; mientras su hermana Olivia, de 6 años, tiene ojos marrones y pelo liso y castaño

Buscan frenéticamente a este hombre, que desapareció con sus dos hijas, diciendo que nunca las volverían a ver
Tomás Antonio Gimeno y sus dos hijas. PD

Pinta fatal. Y aunque va contra lo más sagrado, crece la sospecha de que Tomás Antonio Gimeno, el padre de las criaturas, lo había premeditado todo.

La Guardia Civil ha montado un dispositivo de búsqueda en Tenerife de este hombre y sus dos hijas, de 1 y 6 años, cuya desaparición fue denunciada por la madre el pasado 27 de abril de 2021.

Según ha difundido el Centro nacional de Desaparecidos, las menores se llaman Anna y Olivia Gimeno Zimmerman y el padre Tomás Antonio Gimeno.

El padre es un varón de 37 años de edad, de 1,85 metros de estatura y 75 kilos de peso, que la última vez que se le vio vestía una bermuda de color oscuro y una camiseta negra, según consta en la descripción publicada en la web del Centro nacional de desaparecidos del Ministerio del Interior.

La niña de mayor edad vestía pantalón de chándal largo gris, jersey azul y zapatillas negras.

El hombre, que no tenía autorización para llevarse a las niñas, zarpó con ellas desde la Marina del puerto de Santa Cruz de Tenerife en una embarcación de recreo que ha sido encontrada vacía frente al puertito de Güímar.

Las autoridades consideran que se trata de un caso de alto riesgo.

La madre de las pequeñas dice que el último mensaje que tuvo del tipo fue un siniestro ‘nunca las volverás a ver’.

La madre de las niñas denunció ante la Guardia Civil que su expareja la llamó para decirle que no iba a verlas más, ni a él tampoco.

Tomás Antonio Gimeno se las había llevado a las 17.00 horas del pasado martes y tendría que haberlas devuelto ese mismo día a las 21.00 horas.

Fue después de esa hora cuando, la mujer, Beatriz Z., recibió la llamada de su expareja y puso la denuncia por la desaparición.

La mujer ya se había quejado en diciembre ante la Guardia Civil de que su expareja la había amenazado verbalmente, pero no quiso presentar denuncia.

Los agentes realizaron un seguimiento de oficio y, en marzo, volvieron a preguntarle. La mujer dijo entonces que el episodio de las amenazas de diciembre no se había repetido

La última información disponible sobre su paradero es que las cámaras de un puerto deportivo grabaron al hombre cargando bolsos en una embarcación de su propiedad y zarpando en la medianoche del miércoles.

La embarcación fue localizada frente a la costa del Puertito de Güímar y fue interceptada por la salvamar ‘Tenerife’ y ‘Punta Salinas’, mientras que una patrullera de la Guardia Civil se ha hecho cargo de su traslado.

El avión Sasemar 103 de Salvamento Marítimo se encargó de dar la localización de la embarcación, que en el momento de ser interceptada se encontraba a la deriva y sin nadie a bordo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído