El comportamiento de ciertos instructores provocó en niños y adolescente problemas psicológicos y trastornos de alimentación, como bulimia y anorexia

Varios maestros de la academia de ballet de la Ópera de Viena humillaron y golpearon a alumnos menores y les aconsejaron fumar

Varios maestros de la academia de ballet de la Ópera de Viena humillaron y golpearon a alumnos menores y les aconsejaron fumar
Varios maestros de la academia de ballet de la Ópera de Viena humillaron y golpearon a alumnos menores y les aconsejaron fumar Pixabay

La comisión investigó el trabajo de la institución —en la que reciben educación unos 130 alumnos de entre 10 y 18 años— a lo largo de varios meses y conversó con 24 personas. Este 17 de diciembre publicó un informe en el que describió los resultados de la pesquisa. Jóvenes alumnos de la academia de ballet adscrita a la Ópera Estatal de Viena (Austria) fueron víctimas de humillación constante por parte de algunos maestros, que, entre otras cosas, les aconsejaron fumar para no engordar, determinó una comisión especial.

En ese contexto, la jefa de la comisión, Susanne Reindl-Krauskopf, detalló que algunos alumnos fueron llamados en atención a sus tallas de ropa por sus docentes, que les aconsejaron empezar a fumar para no sentir hambre, recoge Der Standard.»Para esta comisión especial está claro que la protección de los niños y jóvenes frente a la discriminación y la negligencia, así como ante el deterioro de su salud, no se cumplió al nivel necesario», reza el documento. Al mismo tiempo, indicó que «comentarios humillantes, el tipo de reglas acerca de la cantidad de comida, (supuestos) requisitos estéticos y una estructura de comunicación subdesarrollada», muestran «la falta de conocimiento sobre  el cruce de fronteras» por parte de ciertos maestros.

Los autores del informe reiteraron que es preciso crear en la academia un sistema de «educación de ballet moderno y profesional, teniendo en cuenta las necesidades de los niños y los jóvenes», a la vez que destacaron la necesidad de una «dirección innovadora» en el lugar. La comisión señaló en su reporte que la academia ya ha aplicado «numerosas» medidas para cambiar la situación. No obstante, sospecha que esos pasos en cuestión fueron dados no a fin de mejorar la situación de los niños, sino para que la entidad pareciera adoptar una actitud activa a los ojos de la sociedad.

El material citó declaraciones de las bailarinas y otras víctimas del peligroso comportamiento de sus maestros, e indicó que los alumnos del establecimiento se consideraban a sí mismos como «mercancías». Por su parte, la bailarina Jolantha Seyfried precisó que la actitud de los maestros cultivaba una «mentalidad de esclavos» en los niños. La investigación empezó tras una publicación en el periódico austriaco Der Falter, el pasado 9 de abril, que destapó numerosos casos de daños a la salud mental y física de alumnos de la academia, fundada en 1771. Según esto, algunos instructores hicieron comentarios humillantes a sus estudiantes sobre su peso y figura, lo que provocó que las bailarinas más pequeñas tuvieran problemas psicológicos y trastornos de comportamiento alimenticio, como bulimia y anorexia.Der Falter reportó asimismo sobre un caso de abuso sexual sufrido por un alumno. El exestudiante, cuyo nombre no fue revelado en el artículo, afirmó que cuando tenía 16 años, un maestro, de más de 50, le mostraba porno, lo besaba y se masturbaba delante de él. De otra parte, varias estudiantes denunciaron que, más allá de las humillaciones constantes, una maestra procedente de Rusia las rascaba hasta que sangraran y las golpeó en varias ocasiones. En ese orden, una exalumna del establecimiento, Anne-Marie, relató que la instructora Bella R. la hirió con sus uñas y una vez la golpeó en un tobillo. En aquella ocasión, la chica cayó y debido a las lesiones estuvo dos meses apartada de las clases, según recoge rt y comparte Iván Rastik para Periodista Digital.

Asimismo, presentó un plan de reformas. No obstante, destacó que por parte de la dirección «apenas hubo reacción» al respecto. Tales hechos no pasaron completamente desapercibidos para la dirección del establecimiento y sus otros maestros. De esta manera, una exmaestra de la academia, Sharon Booth, denunció en el 2011 a su jefa, Simona Noja, y dijo que supo de «una serie de niñas que padecen bulimia […] o anorexia […]», y precisó que presuntamente hay también «muchos casos desconocidos».

Después que los hechos salieran a la luz, el director de la Ópera, Dominique Meyer, afirmó encontrarse «muy afectado» por el suceso y precisó que ese tipo de conducta es inaceptable. Tras esto, confirmó que una maestra de la academia se comportaba de manera inapropiada y recibió advertencias de consecuencias al respecto, sin especificar de quién hablaba. El periódico informó que la citada Bella R. fue despedida a consecuencia de las graves acusaciones, aunque no precisó cuáles. También el maestro sospechoso de un delito sexual contra el menor se vio obligado a abandonar su puesto en la academia, y se inició una investigación en ese caso.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído