La Audiencia Provincial de León le mete a diez años de cárcel por simular haber sido víctima de agresión sexual y secuestro

Condenan a Vanesa G.G.: la mujer que acusó falsamente a su ex de sellarle la vagina con pegamento

La mujer deberá pagar a su expareja 25.000 euros, mientras que el complice de Susana también fue condenado a pagar una multa de 2.100 euros

Condenan a Vanesa G.G.: la mujer que acusó falsamente a su ex de sellarle la vagina con pegamento
Vanesa Gesto.

«Me raptaron. Me llevaron a la bodega de mi exnovio. Allí, él me desnudó. Sentí algo caliente abajo. Pensé que era semen. Después me di cuenta de que escocía. Me había echado pegamento en la vagina. Luego me dejaron abandonada. Busqué ayuda».

Fue la declaración de Vanesa Gesto, así aprovecho su condición de mujer para denunciar falsamente a su expareja en octubre de 2016.

La mujer fue condenada por la Audiencia Provincial de León a diez años de cárcel por simular haber sido víctima de agresión sexual y secuestro.

Los hechos jamás ocurrieron, al menos es lo que cree la justicia, ya que la mujer, aunque reconoció una parte la falsedad de sus historia, asevera que los hechos sí ocurrieron pero un año antes.

Los telediarios aprovecharon la denuncia de la mujer de Fabero (León), un testimonio contra los crímenes del machismo siempre son bienvenidos, pero no advirtieron que la mujer, que presuntamente estaba bajo tratamiento psiquiátrico desde 2008, es constante en el tema de denunciar falsamente.

«Pido que me protejan, a mi y a mi hijo. Si no me va a matar», dijo en 2016 la mujer ante las cámaras y los periodistas, aparentando estar muy afectada por lo sucedido.

En este caso Vanesa no actuó sola, tuvo la colaboración de un complice que –tras admitir la falsedad de la denuncia durante el juicio–, fue condenado a pagar una multa de 2.100 euros.

La Audiencia estima que el móvil de Vanesa fue el de «provocar» la privación de libertad de su ex, ahora deberá indemnizarlos con 25.000 euros.

El montaje fue demostrado por los investigadores del caso, fue ella quien compró todos los artículos utilizados para el montaje del secuestro, las cámaras de seguridad pudieron dar testimonio de su rostro cuando compró una media, cuchillas, pegamento y cinta adhesiva.

La propia abogada de Vanesa tuvo que renunciar en su momento al enterarse de la falsedad de su defendida: «Voy a renunciar. No puedo defender a alguien que me engaña y me miente. Ella insiste en su versión pese a que se le ha dicho que hay pruebas contra ella», explicó en su momento la letrada Emilia Esteban.

Vanesa fue condenada por denuncia falsa y simulación de delito, su ex debe ser indemnizado, pero aquí cada quien sigue a lo suyo. A día de hoy los hombres llevan las de perder en este tipo de casos, con esto de la violencia machista, todos son culpables hasta que se demuestre lo contrario.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído