Una de las enfermeras ya está despedida y se están realizando investigaciones sobre la causa de la muerte

El ataque racista de los sanitarios a una indígena: «Solo sirve para tener sexo, mejor estaría muerta»

Las imágenes, que se hicieron virales en las redes sociales, provocaron protestas contra los indígenas en Canadá

El ataque racista de los sanitarios a una indígena: "Solo sirve para tener sexo, mejor estaría muerta"
Indígenas en Canadá PD

Canadá lucha contra el racismo.

Una indígena canadiense de la comunidad Atikamekw falleció en un hospital de Joliette, en Quebec.

Sin embargo, mientras la paciente agonizaba, trabajadores del centro médico la insultaron varias veces sin saber que la mujer estaba grabando todo con su móvil.

El video, transmitido en vivo a través de Facebook, registra perturbadoras imágenes de los últimos momentos de Joyce Echaquan.

En él se escucha al personal sanitario decir frases como: «Eres estúpida como el infierno», «Solo sirve para tener sexo, mejor estaría muerta», entre otras.

«Tengo siete hijos que se encuentran sin madre […] Estoy triste. Estoy tan triste«, se oye decir a Joyce tras pedir ayuda repetidamente.

«¿Has terminado de actuar como tonta? ¿Ya terminaste?», «Tomaste algunas malas decisiones, querida […] ¿Qué van a pensar tus hijos al verte así?», le responden los trabajadores en diferentes momentos.

Según contó a medios locales el esposo de la fallecida, Carol Dubé, su pareja acudió al hospital por un dolor de estómago y «dos días después murió».

Otros familiares comentaron que la mujer padecía problemas cardíacos y consideran que le estaban dando demasiada morfina.

La muerte de Joyce, de 37 años, ha provocado una serie de vigilias y protestas en contra del racismo que enfrentan los indígenas en el país norteamericano.

El Consejo de la Nación Atikamekw (CNA) interpeló al gobierno de Quebec sobre las circunstancias que precedieron al fallecimiento de la mujer.

«Es lamentable que en el 2020 este comportamiento todavía pueda ocurrir. Es responsabilidad de todos denunciarlo, especialmente en el contexto de los servicios de salud, cuyas normas éticas deberían protegernos del racismo», declaró el jefe del CNA, Constant Awashish.

Por su parte, las autoridades han anunciado el inicio de una investigación forense y administrativa.

En una conferencia de prensa, el primer ministro de Quebec, François Legault, calificó el incidente como «inaceptable» y anunció que una de las enfermeras involucradas ya ha sido despedida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído