Juzgado de Violencia de Género de Huelva

Una militante del PSOE denuncia por violencia de género al líder socialista de Huelva

La denuncia contra Caraballo se produce en un momento en el que el PSOE de Huelva está, literalmente, roto

Una militante del PSOE denuncia por violencia de género al líder socialista de Huelva
Ignacio Caraballo (PSOE). PD

Era un secreto a voces y sólo cuestión de tiempo el que estallase el escándalo. Y ahora veremos cómo reaccionan Irene Montero y todas las ministras del Gobierno PSOE-Podemos que sostienen con furor -en otros casos- que la denunciante siempre tiene razón.

No veremos nada, porque ya les vaticinamos que en esta ocasión, el ‘yo si te creo’, no va a funcionar y las feministas de plantilla taparán a Ignacio Caraballo, su colega socialista.

Por si acaso, Carballo, secretario general del PSOE de Huelva, ha dado órdenes a sus abogados para que interpongan de forma urgente una querella por denuncia falsa contra una ex militante del PSOE, tras la denuncia que esta persona ha presentado contra él por un supuesto caso de violencia de género.

Ignacio Caraballo, que este 23 de octubre de 2020 ha prestado declaración en el Juzgado de Violencia de Género de Huelva, ha manifestado ante la jueza su «absoluta» inocencia y ha negado de forma «categórica y rotunda» cada uno de los hechos denunciados -de los que no han trascendido detalles-, que según su testimonio no se han producido en ningún lugar ni en ningún tiempo.

Por todo ello, ha informado el PSOE de Huelva en un comunicado, ha ordenado a sus abogados iniciar todas las medidas legales a su alcance para defender su imagen, su integridad y su honor.

Siguiendo el guión esperado, ha manifestado sentirse «víctima de una operación política que ha sido diseñada contra su persona y en la que han utilizado a la denunciante».

La denuncia de una ex militante socialista contra Caraballo se produce en un momento en el que el PSOE de Huelva está, literalmente, roto.

Los movimientos del secretario general y presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, y su cuñado, el ex portavoz del PSOE-A en el Parlamento, Mario Jiménez, para asegurarse el control de la formación han terminado por romperla.

Sobre todo después de que Caraballo destituyese de forma fulminante a dos de sus vicepresidentes en la Diputación y relegase a los críticos que forman parte de su propia ejecutiva en el partido y que no comparten sus últimos pasos ni, en general, la estrategia del secretario general y del ex portavoz parlamentario desde que éste se refugió en Huelva al ser relevado por Susana Díaz.

La remodelación del equipo de gobierno que preside Caraballo en la Diputación -que ha comunicado personalmente a los afectados- se traduciría en la defenestración de dos de sus vicepresidentes, José Fernández y Ezequiel Ruiz, para abrir paso a sus más fieles, colocando en primera línea a María Eugenia Limón.

Así, la alcaldesa de San Bartolomé quedaría en puesto de salida para sustituir al propio Caraballo en vísperas de su más que probable enjuiciamiento por el caso Aljaraque, en el que está imputado por el supuesto intento de comprar votos para que saliera adelante una moción de censura en ese ayuntamiento.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído