La víctima, que fue engañada para traerla a España desde Argelia, vivía en condiciones "infrahumanas"

La Guardia Civil libera a una mujer esclavizada y desnutrida en Alicante

La mujer pasa más de un año encerrada dentro de un garaje y obligada a realizar tareas del hogar

La Guardia Civil libera a una mujer esclavizada y desnutrida en Alicante
La Guardia Civil PD

Una mujer esclavizada fue liberada por los agentes de la Guardia Civil de Alicante.

La víctima, de origen argelino, llevaba más de un año retenida contra su voluntad en el garaje de una vivienda de Agost, donde realizaba tareas domésticas sin recibir ningún sueldo.

La víctima fue engañada para traerla a España, vivía en condiciones «infrahumanas» y estaba desnutrida.

En esta operación, bautizada como ‘Zenata‘, los efectivos de la Guardia Civil han detenido a un matrimonio también de origen argelino como presuntos autores de un delito de trata de seres humanos con fines de explotación laboral, según ha informado la Benemérita en un comunicado.

Al parecer, la mujer había sido engañada para venir a España con la promesa de proporcionarle un puesto de trabajo que le ayudara a obtener un permiso de residencia.

La investigación se inició a raíz del testimonio de un ciudadano, que acudió a la Guardia Civil para explicar que una mujer estaba encerrada en contra de su voluntad desde hacía más de un año en una casa de la localidad de Agost. Según el relato de esta persona, la mujer podría encontrarse en grave peligro para su salud y su seguridad.

Al parecer, fue la víctima quien, en un momento dado, consiguió comunicarse a través de Internet con un familiar, al que le explicó lo que estaba pasando, y este inició los pasos necesarios para pedir auxilio.

Ante la gravedad de los hechos, los agentes de la Guardia Civil que prestan servicio de Seguridad Ciudadana en la localidad de Novelda pusieron en conocimiento del Equipo de Mujer-Menor (EMUME) de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Alicante lo ocurrido.

Fruto de las investigación, la Guardia Civil averiguó que el matrimonio presuntamente había traído a la víctima bajo engaño, aprovechándose de su situación de necesidad y precariedad, con la promesa de proporcionarle un contrato de trabajo en las tareas del hogar, que le permitiría solicitar su permiso de residencia en España. Pero una vez en el país, le retiraron el pasaporte y la alojaron en el garaje de la vivienda en la que residían.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído