En Toronto (Canadá)

La muerte en la nuca: se salva porque se atasca el arma del asesino y él ni se da cuenta

Posteriormente, ambos asaltantes atacaron a otro hombre en la misma zona

Pesa más un gramo de suerte que una tonelada de trabajo o sabiduría, dice el refrán y es verdad.

Quien lo dude que pregunte a este hombre, que se salvó de morir de un balazo en la cabeza, porque el arma del asesino, que le apuntaba desde atrás, se encasquilló en el momento de jalar el gatillo.

Todo, sin que la víctima siquiera se percatara de la situación.

El hecho ocurrió en Toronto (Canadá).

En las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia se aprecia cómo un delincuente encapuchado se acerca sigilosamente a un hombre parado cerca de un estacionamiento y le apunta con un arma.

Tras el fallido disparo, el malhechor se retira a pie junto a un cómplice.

Posteriormente, ambos asaltantes atacaron a otro hombre en la misma zona, aunque la segunda víctima logró escapar por las escaleras de un edificio.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído