“Le vi poner químicos y lejía en mi café y cuando le pregunté qué hacía me dijo que intentaba envenenarme”

Pareja abandona a su hija adoptiva tras descubrir que es una mujer con enanismo que «quería matarles»

Pareja abandona a su hija adoptiva tras descubrir que es una mujer con enanismo que "quería matarles"
Pareja abandona a su hija adoptiva tras descubrir que es una mujer con enanismo que "quería matarles" RS

Como una película de terror. A veces la realidad supera a la ficción. O la iguala. Es lo que le ha pasado a la familia Barnett, que han vivido la trama de la película ‘La Huérfana’ en primera persona. En 2010, el matrimonio formado por Kristine y Michael, de Indiana (EEUU) adoptó a Natalia Grace, una niña ucraniana de 7 años. O eso creían ellos, según recoge el autor original de este artículo huffingtonpost y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Pero no era así. La niña no era una niña. Se trataba de una mujer de 22 años con enanismo que se hacía pasar por una menor. La madre, que está imputada junto a su marido por abandonarla, ha declarado que “quería matarles”, según adelanta el Daily Mail.

Los papeles de Grace decían que tenía 7 años, pero era mentira. Los padres adoptivos se dieron cuenta al notar que hablaba como una persona adulta y que tenía la menstruación.

En 2011, un médico les dijo que tenía más de 18 años y que la edad era “inexacta”, hechos que comprobó por los registros dentales y el desarrollo sexual de Natalia.

Imputados por abandonarla
Ahora los padres están imputados por abandonar a la niña en 2016, pero han utilizado en su defensa los informes médicos, declarando que ellos son las “verdaderas víctimas” porque Natalia quería “matarles”. “Hacía declaraciones y dibujos que decían que quería matar a miembros de su familia y enterrarlos en el patio”, según sus declaraciones al Daily Mail.

La madre ha relatado al medio cómo la supuesta niña les impedía dormir por la noche, poniéndose de pie junto a la gente que estaba durmiendo y cómo “esparcía sangre por los espejos”.

La pareja escondió objetos afilados y tomó las precauciones necesarias: “Le vi poner químicos y lejía en mi café y cuando le pregunté qué hacía me dijo que intentaba envenenarme”. Ahora, los pares se encuentran en libertad tras entregarse y pagar una fianza de 5.500 dólares.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído