HAY GENTEB PARA TODO

Carmen Merino dijo a su amiga que en la caja había «juguetes sexuales», pero dentro iba la cabeza de su marido

Carmen Merino dijo a su amiga que en la caja había "juguetes sexuales", pero dentro iba la cabeza de su marido
El decapitado Jesús Mari Baranda y la asesina Carmen Merino. PD

El caso conmociona pone los pelos de punta. En el municipio de Castro Urdiales, en el norte de España, María del Carmen Merino ha sido detenida, nada más y nada menos, que por asesinar a su pareja, Jesús María, un hombre de 67.

Un crimen tremendo, pero que alcanza su verdadera magnitud cuando se repasan los macabros detalles del caso.

El ‘pastel’ se descubrió cuando una vecina de la ahora detenida llamó al cuartelillo de la Guardia Civil y contó con voz trémula que su amiga le había entregado, el 11 de abril, una caja para que se la guardara.

Y que le había dicho que eran juguetes sexuales de su pareja, quien había abandonado voluntariamente la casa, unos cuantos meses antes.

La caja había permaneció en un armario desde entonces, pero transcurridos cinco meses, al notar que olía ‘raro’, decidió abrirla.

Casi le agarra un infarto. En su interior había un cráneo humano en avanzado estado de descomposición; el del desventurado Jesús Mari Baranda.

La Guardia Civil trabaja para saber qué pudo haber ocasionado el crimen y qué ocurrió con el resto del cuerpo del hombre de 67 años.

María del Carmen Merino tiene antecedentes por estafas cometidas en 2013 y en 2017.

En el primer caso estafó a un familiar y en el segundo un hombre en poco más de seis mil euros.

Las hipótesis avanzan en que el motivo económico habrían desencadenado el homicidio.

La pareja llevaba siete años de convivencia.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído