La vida de las víctimas (49): Román hizo creer a la víctima que se había olvidado de ella y planeó minuciosamente durante meses cómo asesinarla

Esta es Helena, la enfermera rusa con tres carreras que llegó a Denia por amor y fue degollada por su pareja

Esta es Helena, la enfermera rusa con tres carreras que llegó a Denia por amor y fue degollada por su pareja
Esta es Helena, la enfermera rusa con tres carreras que llegó a Denia por amor, degollada por su pareja EE

Un caso que resulta cada vez más duro con cada dato que ve la luz. Hace tres años, Helena (44) recorrió los casi 5.000 kilómetros que separan el Mar Negro ruso de Denia (Alicante) para conocer al que sería su asesino. Vivía en un pequeño pueblo de Rusia, donde había formado una familia y tenía una vida estable; trabajaba como enfermera y cuidaba de su hija Anastasia, por aquel entonces de 8 años. Pero tras separarse de su marido, empezó a buscar el amor en una aplicación de citas en internet, donde conoció a Román (diez años mayor que ella). Al poco de comenzar a chatear, la engatusó y la convenció para que viniese a vivir a la localidad alicantina.  «Él al principio era muy agradable, pero cuando Helena se mudó a España todo cambió», apunta una de sus mejores amigas en conversación telefónica con El Español, según recoge el autor original de este artículo Marina Ochoa en El Español y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

La pasada madrugada del lunes, Román se coló por la terraza del segundo piso donde vivía la mujer junto a su hija. Una vez dentro de la vivienda, ordenó a la menor que saliera de la habitación y avisara a los servicios de Emergencias. Ya lo tenía todo planeado; el día anterior había adquirido una escalera y un cuchillo bien afilado. Sin mediar palabra y aprovechando que Helena se encontraba dormida le hizo un profundo corte en el cuello. Cuando los agentes llegaron a la casa, ya era demasiado tarde: la mujer había fallecido. Tras lo que Román fue detenido. «Cuando me lo han contado esta mañana, no lo podía entender, hablé con ella cinco horas antes», apunta su amiga a EL ESPAÑOL. Helena había denunciado a Román las pasadas Navidades y sobre él pesaba una orden de alejamiento. Que quebró.

Supo que le era infiel 
Helena había estudiado Enfermería, había formado una familia y tenía una vida más o menos cómoda en Rusia. Pero todo se torció cuando decidió separarse de su marido. En ese momento, comenzó a buscar el amor a través de aplicaciones. Y ahí fue donde conoció a Román (54). Durante varios meses, mantuvieron una relación a distancia, pero el hombre le insistió mucho para que se mudara junto a él. Y Helena lo dejó todo; hace tres años decidió coger las maletas y marcharse hasta Denia (Alicante), donde Román residía.

Al haber estudiado una carrera en Rusia, tuvo que buscarse la vida para poder convalidar sus títulos (tenía tres carreras universitarias). Por ello, decidió apuntarse a la escuela de mayores, con el objetivo de poder legalizar sus diplomas y ya de paso aprender un poco más de español. Mientras tanto, limpiaba viviendas.

No obstante, las cosas no iban bien. La relación con Román comenzó a torcerse. «Ella tenía un carácter muy fuerte, pero a la vez muy bueno”, apunta su amiga. Helena se enteró que su novio estaba manteniendo una relación paralela con otra mujer rusa, con la que también había contactado a través de Internet. Y cortaron la relación.

«Ella decidió quedarse en España por su hija; le gustaba mucho la escuela y aprender español”, añade. Pero poco después, en las pasadas Navidades todo estalló. Helena y Román tuvieron una fuerte discusión y los vecinos, al oír los gritos, decidieron llamar a la Policía. Él le había pegado, algo a lo que acostumbraba durante sus discusiones de pareja. Helena decidió denunciar y el Juzgado de lo penal número 3 de Benidorm condenó a Román a no acercarse a menos de 300 metros de la víctima.

Compró una escalera y un cuchillo
El hombre le hizo creer que se había tomado en serio la denuncia y desapareció de su vida. «Desde hace meses no la llamaba, ni la escribía, era todo muy raro”, explica esta allegada a la víctima. Pero lo que en realidad hacía Román era preparar su venganza.

La pasada madrugada del lunes, sobre las cuatro de la mañana, el hombre se coló en la vivienda que Helena compartía con su hija de 11 años. Entró por el balcón gracias a una escalera que había comprado en una Ferretería. Una vez dentro, le dijo a la menor que llamara rápidamente a los Servicios de Emergencias. Ya sabía lo que iba a hacer. El hombre se acercó hasta la habitación de matrimonio, donde Helena dormía y la degolló. También había comprado el cuchillo el día anterior. Su plan macabro está listo desde hace meses.

«Yo hablé con ella a las once de la noche, estaba feliz e hicimos planes para el día siguiente”, apunta su amiga a EL ESPAÑOL. Helena deja huérfana a una niña de 11 años, que actualmente se encuentra en manos de los Servicios Sociales.

Denuncias previas
El detenido y presunto asesino tenía una orden de alejamiento tras haber sido condenado en firme por maltrato en un juzgado de lo penal 3 de Benidorm el pasado mes de febrero por dos delitos de violencia de género contra la ahora fallecida y la hija de esta al haberlas agredido en el domicilio que entonces compartían el 31 de diciembre de 2017 y el 2 de enero de 2018.

Además, tenía prohibido durante un año y un día acercarse a menos de 300 metros de la víctima y comunicarse con ella y actualmente estaba abierto un procedimiento en el juzgado de Denia por el quebrantamiento de esa orden y por amenazas. Por estos motivos estaba incluida en el sistema de vigilancia VIOGEN con riesgo medio.

Helena es la tercera mujer asesinada por su pareja o expareja en menos de 72 horas. Los asesinatos de una mujer de 40 años en La Zubia (Granada), de una joven de 25 años en Vic (Barcelona) y el de helena en Denia (Alicante), cuya naturaleza machista ha confirmado la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, elevan a 49 la cifra de estos crímenes cuando aún no ha terminado octubre y superan al total de asesinatos machistas de 2018.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído