XENOFOFIA, FANATISMO Y ODIO

Unos adolescentes musulmanes matan a golpes a un bombero fuera de servicio que los reprendió por hacer ruido en un mercado navideño

Unos adolescentes musulmanes matan a golpes a un bombero fuera de servicio que los reprendió por hacer ruido en un mercado navideño

Los medios de comunicación y la Policía, fieles a lo que se ha convertido ya en ‘tradición’ y con la excusa de que el objetivo es evitar males mayores, ocultan el origen, la filiación y las filias y fobias de los implicados.

Pero la realidad está ahí y no se puede tapar con un dedo: varios de ellos son inmigrantes procedentes de países musulmanes.

Un grupo de adolescentes ha matado a golpes este 8 de diciembre de 2019 a un bombero fuera de servicio que paseaba junto a su mujer y otra pareja en un mercado navideño en la ciudad alemana de Augsburgo.

El fallecido, de 49 años, reprendió a los jóvenes por hacer demasiado ruido y molestar a los viandantes, y estos comenzaron a agredirlo hasta que lo dejaron al borde de la muerte.

Tras el altercado, los servicios de emergencia acudieron al lugar de los hechos y trataron de salvarle la vida, pero falleció en la ambulancia que lo trasladaba al hospital por un golpe en la cabeza.

La Policía ha detenido ya a los siete facineroso que agredieron al bombero.

El principal sospechoso como autor del golpe mortal en la cabeza es alemán, pero posee también la nacionalidad turca y libanesa. Otro de los arrestados es de origen italiano.

Las cámaras de seguridad situadas en las inmediaciones del mercado navideño han ayudado a la identificación de los agresores, según ha destacado el ministro del Interior Joachim Herrmann.

El hombre que acompañaba al bombero asesinado, de 50 años, también resultó herido en la cara, mientras que las dos mujeres que se encontraban con ellos resultaron ilesas.

Tras el ataque, velas y ramos de flores se han ido acumulando en un improvisado altar en el mercado donde se produjeron los hechos.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído