Mientras tanto, la Guardia Civil española continúa buscando los restos mortales de la mujer cuyo asesinato ha sido admitido por el acusado

El asesino confeso de Marta Calvo es investigado también por la muerte de otras dos mujeres

El asesino confeso de Marta Calvo es investigado también por la muerte de otras dos mujeres
El asesino confeso de Marta Calvo es investigado también por la muerte de otras dos mujeres RT

Las similitudes que presentan las circunstancias en que murieron estas mujeres hacen sospechar a la Policía Nacional que Jorge Ignacio Palma podría ser el autor de los tres crímenes. En todos los casos existen precedentes de consumo de drogas, una posible fallecimiento por sobredosis y una relación sexual. El asesino confeso de la joven española Marta Calvo, también sospechoso de haber acabado con la vida de otra mujer el pasado mes de abril, está siendo investigado en relación a la muerte de una tercera mujer.

La mujer fallecida en abril ejercía la prostitución en Valencia, y Palma fue su último cliente. Tras mantener relaciones sexuales con él se sintió indispuesta y falleció poco después en el centro médico al que le trasladaron sus compañeras de piso. Varias cámaras de seguridad registraron al sospechoso entrando y saliendo del inmueble donde se había citado con la mujer.

Unas circunstancias muy similares rodean a la muerte de otra prostituta de la misma ciudad, que no sobrevivió a una aparente sobredosis de cocaína tras mantener relaciones con un cliente en el pasado mes de junio, según recoge rt y comparte Iván Rastik para Periodista Digital.

Continúa la búsqueda del cuerpo de Marta Calvo 
Mientras tanto, efectivos de la Guardia Civil continúan las labores de búsqueda de los restos mortales de Marta Calvo, en un gran vertedero de basura correspondiente al área metropolitana de Valencia.

Unos 30 agentes de la Guardia Civil, acompañados por trabajadores de la Entidad Metropolitana de Tratamiento de Residuos, trabajan con la ayuda de perros adiestrados en el rastreo del recinto.

El lugar escogido para esta búsqueda se debe a la confesión del sospechoso, que aseguró haber descuartizado a la víctima y haber repartido posteriormente sus restos en diversos contenedores de basura.

Al mismo tiempo, unos 150 agentes del mismo cuerpo rastrean la localidad de Manuel, en la que residía el detenido y se perdió la pista a la joven.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído