MUNDO CRUEL

La mujer asesina a sus hijas de 5 y 6 años y después se va a la autopista y se suicida plantándose delante de un camión

La mujer asesina a sus hijas de 5 y 6 años y después se va a la autopista y se suicida plantándose delante de un camión
Muerte. PD

Un espanto que hiela la sangre. La mujer, vecina de Vilobí d’Onyar, un pueblo de Gerona, mató con alevosía, sin piedad, a sus dos pequeñas hijas.

Tras el parricidio, perpetrado a golpes con una azada, la desventurada se subió a su coche, entró en la autopista AP-7, lo aparcó en un lateral, bajó y se puso en medio de la vía justo cuando pasaba un camión, que no pudo frenar y la aplastó contra el asfalto.

El padre, que recibió atención psicológica del Sistema de Emergencias Médicas, fue quien encontró a las dos niñas, de cinco y seis años, muertas.

Ambas presentaban evidentes y brutales signos de violencia.

Los hechos se conocieron poco antes de la una y media de este viernes 13 de diciembre de 2019, cuando el padre salió de trabajar y llegó al domicilio familiar situado en la carretera Vella de Caldes.

Encontró a las dos criaturas muertas y abundante sangre. De inmediato llamó al 112 y alertó de su hallazgo y también informó de que su mujer no estaba en casa, ni tampoco su coche.

Paralelamente, sobre la misma hora el 112 recibió varias llamadas de conductores que alertaban de que habían visto cómo una mujer, que circulaba en un Mercedes de color blanco, había estacionado en el lateral de la AP-7, se había apeado del coche con la ropa ensangrentada y se había puesto en medio de la autopista cuando pasaba un camión, justo antes del puente que atraviesa esa vía en Salt (Gerona).

La familia, catalana, vivía en esa casa de Salitja desde hacía cinco años. Anteriormente, había residido en Figueres.

Según los vecinos, eran una pareja que pasaba muy desapercibida. No hay ningún antecedente judicial de violencia entre los progenitores de las dos criaturas.

La madre de las criaturas había nacido en Salt, posteriormente vivió y trabajó en Figueres.

En este momento no trabajaba, aunque anteriormente había estado en la Administración pública, en la Generalitat. Actualmente estudiaba a distancia.

Fuentes vecinales explicaron que la mujer era muy introvertida.

Las dos niñas no estaban escolarizadas y era su madre la que les daba clases en casa.

Según relataron algunos vecinos de Salitja, la madre no hacía demasiada vida social y cuando las niñas salían de casa lo hacían con el padre.

El padre tiene 36 años, es aficionado a la bicicleta y llevaba a menudo a sus hijas a dar vueltas por el pueblo.

Las dos niñas debían participar este sábado en una actuación de danza en el marco de los actos de ‘La Marató’ de TV-3, acto que se ha anulado.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído