Con antecedentes de violencia –robos a bancos, agresiones sexuales e intentos de homicidio–, cuando Clifton Hudspeth fue identificado como posible sospechoso del asesinato, se descubrió que había fallecido dos décadas atrás

Identifican 37 años después, gracias al ADN, al asesino de estos dos adolescentes

Identifican 37 años después, gracias al ADN, al asesino de estos dos adolescentes
Identifican 37 años después, gracias al ADN, al asesino de estos dos adolescentes RT

Los cuerpos de los menores fueron hallados el 20 de diciembre de 1982, con dos horas y media de diferencia.

Ambas víctimas presentaban «lesiones visibles» asociadas con un homicidio. Según la Policía, los primos fueron vistos por última vez caminando juntos hacia la casa de Atup, la noche anterior al asesinato, pero nunca llegaron hasta allí.

El Departamento de Policía de Fremont (California, EE.UU.) pudo resolver el doble asesinato de unos primos adolescentes, cometido hace casi cuatro décadas, gracias a tecnologías de ADN que no existían para entonces. Las autoridades informaron este martes que el sospechoso de matar a Mary Jane Malatag y su primo, Jeffrey Flores Atup, ambos de 16 años, fue el ya fallecido Clifton Hudspeth.

«Se cree que Hudspeth actuó solo y es el único sospechoso en este caso. El motivo de los asesinatos no está claro hasta el momento», informó la Policía, según Fox News.

Tras haber realizado un «seguimiento exhaustivo de la posible línea familiar del eventual sospechoso», la policía identificó a Hudspeth. Según los investigadores, el hombre, que entonces tenía 31 años, vivía cerca de donde fueron vistos los adolescentes por última vez y del lugar donde fue encontrado el cuerpo de Atup.

Además, se confirmó que ese día Hudspeth fue visto en la misma área y casi al mismo tiempo que las víctimas. A pesar de una larga investigación con múltiples interrogatorios, y tras haber encontrado muestras del mismo ADN masculino en ambas escenas del crimen, no fue hasta el 2018 cuando los investigadores pudieron identificar al sospechoso, gracias a nuevas tecnologías en la genealogía genética. «Comenzamos a investigar quién vivía en el área en ese momento, quién cometía delitos», dijo un detective del Departamento de Policía de Fremont, Jacob Blass.

Para asegurarse de que se trataba del asesino de los primos, las autoridades pasaron a exhumar sus restos.

A través del ADN obtenido, se pudo confirmar que fue él. No se descarta que haya sido culpable de otros crímenes cometidos en la zona. Una vez que Hudspeth –que tenía antecedentes de violencia, incluyendo robos a bancos, agresiones sexuales e intentos de homicidio– fue identificado como posible sospechoso, se descubrió que había muerto en octubre de 1999 por causa de una afección médica. «Se cree que Hudspeth pudo haber estado involucrado en otros crímenes para el momento de estos asesinatos y alrededor de ellos», indicó la Policía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído