UN HOMBRE PONÍA MERCURIO EN LOS ALIMENTOS DE SUS VÍCTIMAS

Muere el joven alemán al que su “amigo” estuvo 3 años poniendo veneno en los bocadillos

Muere el joven alemán al que su “amigo” estuvo 3 años poniendo veneno en los bocadillos

Nick N. (27) permaneció en estado vegetativo con severos daños cerebrales durante tres años.

Todo porque fue envenenado durante muchos años por un compañero de trabajo en la localidad de Schloß Holte-Stukenbrock, estado de Renania del Norte-Westfalia (oeste).

La Audiencia Provincial de Bielefeld impuso una condena de cadena perpetua a Klaus O., por intento de homicidio en tres casos y lesiones físicas, ya que las investigaciones determinaron que el hombre ponía veneno a los bocadillos y a las bebidas de sus víctimas, que hasta ahora se han reconocido a Nick N y dos compañeros más.

Sin embargo, los medios alemanes han dejado conocer que la muerte de la víctima no acarreará consecuencias inmediatamente para el detenido, quien interpuso un recurso contra la sentencia que también obligaba al hombre a estar internado por su «tendencia a incurrir en  delitos graves».

Pero este recurso podría volverse en contra de Klaus O. Ya que según el fiscal Viet Walter, «si el Tribunal Supremo anula la sentencia y ordena un nuevo juicio, podríamos acusarlo ahora también de asesinato consumado», según publicó Bild.

Los hechos saltaron a la luz hace casi 3 años, tras el descubrimiento en 2017 de un extraño polvo blanco en el bocadillo de uno de los compañeros del procesado.

Por esta razón, se instalaron cámaras de vídeo en el lugar que pudieron detallar el sospechoso actuar de Klaus O.

Producto de lo observado, la Fiscalía inició un conjunto de investigaciones en la fábrica, donde han fallecido 21 personas desde el año 2000 producto de infartos o cáncer.

“Hemos podido descartar ya nueve casos y estamos investigando todavía otros doce”, dijo el fiscal Veit Walter.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído