La víctima pasó dos días en el hospital debido a las agresiones sufridas

Golpea a su pareja embarazada en el estómago y la quema la cara con leche hirviendo

El hombre de 41 años le quitó el teléfono móvil para evitar que pudiese pedir ayuda

Golpea a su pareja embarazada en el estómago y la quema la cara con leche hirviendo
Mujer embarazada PD

La Policía Nacional capturó en Valencia a un hombre de 41 años que, presuntamente, maltrató a su pareja y puso en peligro la vida de su futuro bebé.

El hombre tiró un cazo de leche hirviendo a la cara de su pareja, embaraza de cuatro meses. Además, un día después, la golpeó en el estómago y las caderas. Unas agresiones que llevaron a la víctima a pasar ingresada dos días en un hospital.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los agentes que una mujer, embarazada de cuatro meses, había tenido una discusión con su pareja y en el transcurso de la misma.

Al parecer, el hombre la golpeó con patadas y puñetazos en el estómago y en la cadera, como también le quitó su teléfono móvil, según han informado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Los policías averiguaron que el sospechoso, el día anterior, presuntamente le arrojó a la cara un cazo de leche hirviendo y que dos semanas antes le golpeó con un plato en la cabeza.

En otras ocasiones, según las investigaciones, el hombre había amenazado con un cuchillo a su pareja, le había quitado dinero y su teléfono móvil, hasta llegar a romperlo.

Los policías, ante estas circunstancias, solicitaron la presencia de servicios sanitarios, que tras valorar a la víctima la trasladaron a un hospital de Valencia, donde ha permanecido ingresada durante dos días.

En la vivienda, la policía encontró a un joven que manifestó ser el propietario de la vivienda y que residía con la pareja.

Permitió la entrada a los agentes, que vieron al sospechoso tumbado en una cama y un cuchillo de cocina plateado en un tarro encima de una estantería, con el que al presuntamente habría amenazado a la víctima.

Gracias a la colaboración ciudadana, los agentes averiguaron que hacía escasos minutos la pareja había mantenido una discusión y, en el transcurso de la misma, presuntamente el hombre la había agredido varias veces.

La víctima, cuando la acompañaron a recoger sus pertenencias, entregó a los policías dos cuchillos de cocina que al parecer había usado su pareja para amenazarla y dos teléfonos móviles que le había roto.

El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial que ha decretado su ingreso en prisión.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído