NO QUERÍA IRSE SOLO

El octogenario muerto la semana pasada por arma de fuego en Valdepeñas se suicidó tras matar de un tiro a su cuidadora

Las declaraciones tomadas a los familiares evidencian que entre las víctimas no existía relación sentimental alguna

El octogenario muerto la semana pasada por arma de fuego en Valdepeñas se suicidó tras matar de un tiro a su cuidadora

Cuesta entenderlo, pero la única explicación es que estuviera muy enfadado o no quisiera irse solo de este mundo. Lo que parece claro, es que se le fue la cabeza.

El hombre de 84 años que el pasado 7 de agosto de 2020 aparecía muerto en Valdepeñas con heridas de arma de fuego, en las mismas circunstancias que su cuidadora de 60 años, fue el autor de los disparos que provocaron la muerte de ambos.

Lo adelanta el diario Lanza.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valdepeñas abrió diligencias previas tras el hallazgo de los dos cadáveres en una vivienda de la localidad. Los hechos tuvieron lugar en la tarde del pasado viernes en el domicilio de la mujer fallecida, sito en la calle José Pintado de Valdepeñas, siendo un hijo de ella el que encontró el cuerpo sin vida de su madre y del varón octogenario al que cuidaba.

La investigación llevada a cabo por agentes de la Policía Nacional tras la muerte por arma de fuego de estas dos personas ha permitido descartar que el caso sea calificado como violencia de género, según fuentes de la misma.

Las declaraciones tomadas a los familiares de los fallecidos evidencian que entre las víctimas no existía relación sentimental alguna.

Entre el viejo y la mujer, que cuidaba en su propia vivienda del varón de 84 años, no constan tampoco denuncias previas ni malos rollos.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído