El sujeto está condenado a cadena perpetua por la tortura y muerte de la periodista sueca Kim Wall

La fallida fuga de Peter Madsen, el asesino danés de una periodista en un submarino artesanal

En su intento de escapar de las autoridades tomó una rehén en un suburbio de Copenhague

La fallida fuga de Peter Madsen, el asesino danés de una periodista en un submarino artesanal
La fallida fuga de Peter Madsen PD

El danés Peter Madsen, condenado a cadena perpetua por la tortura y muerte de la periodista sueca Kim Wall en un submarino artesanal, fue detenido cerca de Copenhague después de una huida frustrada de prisión.

Acorralado en un primer momento por la policía cerca de la cárcel de Albertslund, un suburbio de Copenhague, el prófugo fue finalmente detenido y “evacuado de la zona”, anunció la policía danesa en Twitter.

Algunas informaciones no confirmadas apuntan a que Madsen habría amenazado a la policía con un arma o con un artefacto explosivo.

El tabloide danés BT informó que Madsen había tomado una rehén y amenazó al personal de la prisión con un objeto parecido a una pistola para forzar su salida de la instalación.

Otro tabloide, Ekstra Bladet, informó que el rehén era una psicóloga de la prisión. Dijo que los guardias de la prisión afirmaron que el arma parecía real y creían que la vida del rehén estaba en peligro.

El periódico también publicó un video de Peter Madsen sentado sobre el pasto con las manos a la espalda y agentes de policía que lo vigilaban. Según el periódico, Madsen tenía “un objeto similar a un cinturón en torno del abdomen”.

Un testigo, Frank Jensen, dijo al Ekstra Bladet que la policía repentinamente rodeó una camioneta blanca, abrió la puerta y sacó a Madsen del interior. El hecho ocurrió fuera de la cárcel de Herstedvester en Albertsund, un suburbio de Copenhague donde Madsen cumple su condena.

Madsen fue condenado en 2018 por la Corte Municipal de Copenhague a perpetua por por el asesinato con premeditación, precedido de violencia sexual, de Kim Wall, una reportera sueca de 30 años a quien atrajo a bordo de su submarino en 2017 con la promesa de una entrevista.

Madsen, de 49 años, perdió la apelación después de ofrecer disculpas a la familia de la víctima. El septiembre, reconoció por primera vez su culpabilidad en un documental. “Sólo hay un culpable, soy yo”, dijo Madsen.

El femicidio ocurrió la tarde del 10 de agosto de 2017, cuando la periodista embarcó a bordo del Nautilus con Madsen, inventor y propietario del sumergible.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído