La homicida, completamente sorda, aprovechó que el padre se había ausentado

La mujer que estranguló al hijo de su pareja, un niño autista de 8 años, entra al juicio entre gritos de «asesina»

Trató de ocultar lo sucedido argumentando que había sido obra de dos desconocidos que les asaltaron en casa con unos cascos de motoristas

La mujer que estranguló al hijo de su pareja, un niño autista de 8 años, entra al juicio entre gritos de "asesina"

Frío e inhumano. La mujer de 33 años que es juzgada desde este 16 de noviembre de 2020 por un jurado popular por estrangular en un domicilio de Elda (Alicante) al hijo de acogida de su pareja sentimental, un menor de 8 años con autismo, ha llegado a la Audiencia Provincial con gritos de «asesina».

La acusada, Alejandra G.P., ha llegado a las 9.36 horas esposada en un coche de la Policía Nacional y a las puertas del edificio judicial le esperaba la madre de acogida del pequeño Dominque, quien le ha gritado en el corto trayecto hasta la puerta para, a continuación, derrumbarse ante los numerosos periodistas, visiblemente afectada.

La considerada por la fiscalía como autora del crimen, para la que pide la prisión permanente revisable, es sorda por lo cual estará asistida en todo momento por una logopeda y por una profesional que le transcribirá en tiempo real todo lo que se diga en la sala mediante el sistema de estenotipia.

De esta manera, podrá leer en un monitor casi instantáneamente las intervenciones de las partes, lo que salvaguardará su derecho de defensa.

El juicio con un jurado popular, que estará presidido por la magistrada Virtudes López, arranca con varios meses de retraso a consecuencia de la pandemia sanitaria de la Covid-19, por unos hechos ocurridos el 30 de agosto de 2017.

La sesión comienza con la selección de los nueve miembros del jurado (más dos suplentes) y posteriormente está prevista la declaración de la acusada, que padece discapacidad auditiva y que cuando ocurrieron los hechos estaba embarazada, en un juicio que se prolongará durante una semana, hasta el 23 de noviembre.

Todo ocurrió ese 30 de agosto de hace tres años, cuando el menor Dominique se encontraba compartiendo unos días junto a su padre de acogida, en función del régimen de visitas acordado por la Generalitat entre el padre del niño y su exmujer.

En su escrito de calificación, el ministerio público relata que la acusada aprovechó que el padre de acogida del menor se había ausentado del domicilio para coger al niño del cuello con la camiseta que portaba hasta llegar a asfixiarlo, y luego trató de ocultar lo sucedido argumentando que había sido obra de dos desconocidos que les asaltaron en casa con unos cascos de motoristas.

Para reforzar esta versión, llegó a cortarse la camiseta y el sujetador que portaba para que pareciese que había sido objeto también de un intento de abusos y del mismo modo despojó al niño, ya fallecido, de parte de su ropa, con la misma intención.

La fiscalía considera a Alejandra G.P. responsable de un delito de asesinato y otro de simulación del delito, y pide que indemnice a los dos padres de acogida con 5.000 euros cada uno en concepto de daños morales.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído