James Watkins podrá ser castigado con la cadena perpetua sin libertad condicional

Una prueba de ADN permite capturar, 25 años después, al violador y asesino de una enfermera

La policía volvió a enviar los raspados de uñas de Munro para su análisis con tecnología que no existía en el momento del asesinato

Una prueba de ADN permite capturar, 25 años después, al violador y asesino de una enfermera
Christine Susan Munro y James Watkins PD

Un brutal crimen podrá ser juzgado gracias a los avances de la tecnología.

Tras 25 años de la violación y asesinato de una enfermera en Sacramento River Trail (California-EEUU), la policía de Redding asegura que resolvió el caso y arrestó al responsable.

El asesinato de Christine Susan Munro, de 37 años, en 1995, conmocionó a la comunidad después de que se encontró su cuerpo con heridas de arma blanca en un camino solitario.

Durante dos décadas y media, nadie había sido acusado de matar a Munro, madre de cuatro hijos. Un hombre confesó, pero las autoridades tuvieron problemas con su historia y dijeron que en 1997 no había pruebas suficientes para juzgarlo con éxito en la corte.

Ahora, más de veinticinco años después, la policía y los fiscales dicen que acusaron al responsable del ataque gracias a un nuevo análisis de ADN.

La policía volvió a enviar los raspados de uñas de Munro para su análisis con tecnología que no existía en el momento del asesinato.

Lo identificaron como James Watkins, de 42 años, de Texas. Watkins había estado cumpliendo una sentencia de 14 años por robo en una prisión estatal en Beaumont, Texas, según la policía.

La fiscal de distrito del condado de Shasta, Stephanie Bridgett, dijo que su oficina acusó a Watkins del asesinato de Munro el mes pasado. Watkins fue trasladado en avión de Texas a Redding y encarcelado por cargos de violación, secuestro y asesinato.

Bridgett dijo que el caso se presentó en un tribunal de menores debido a la ley de California porque Watkins tenía 17 años en el momento del asesinato. Su oficina planea solicitar una transferencia para que pueda ser acusado y procesado en un tribunal de adultos.

“Eso es algo que puede llevar algún tiempo”, dijo Bridgett. “Mientras tanto, será internado en la cárcel del condado de Shasta sin fianza”.

Después de mudarse a Redding desde Texas a principios de 1995 para vivir con su tía y su tío, Watkins tuvo varios enfrentamientos con el Departamento de Policía de Redding por delitos menores, dijo Schueller.

Watkins regresó a Texas en 1997 y recopiló un registro de condenas que incluían agresión sexual, robo, fuga y robo a un banco, dijo.

“Ha pasado una parte importante de su vida en prisión”, dijo el jefe de Watkins.

Los informes dicen que le cortó la garganta a Munro. El crimen tuvo lugar en una pista para correr en Redding que se extiende a lo largo del río Sacramento.

Bridgett también dijo que Watkins no es elegible para la pena de muerte porque era menor de edad cuando ocurrió el asesinato. Pero en cambio, sí es elegible para cadena perpetua sin libertad condicional.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído