La policía tuvo que realizar un largo rastreo para encontrar el cuerpo de Graham Snell

Mata a su tío, lo descuartiza y lo utiliza como alimento para tejones

Daniel Walsh habría asesinado a su familiar después de que este se quejó con la Policía de los robos de su sobrino

Mata a su tío, lo descuartiza y lo utiliza como alimento para tejones
Graham Snell PD

Daniel Walsh decidió matar y descuartizar a su propio tío después de que le acusara con la Policía de robar a su propia familia.

El sospechoso, de 30 años, habría acabado con la vida de Graham Snell (71 años) a las pocas horas de conocer el ‘chivatazo’ a los agentes de la policía de la localidad británica de Chesterfield.

Tras la muerte, Daniel trató de deshacerse del cuerpo para eliminar las pruebas.

Para no levantar sospechas, esperó una hora para salir de casa y fue a la tienda de bricolaje de la localidad. Allí compró 10 sacos de escombros y dos sierras. Después regresó al domicilio.

Su plan era descuartizar el cadáver y meterlo en las bolsas para poder trasladarlo a otro lugar y deshacerse de ellos.

Dos días después fue en tren hasta Birmingham para tratar de conseguir un pasaporte nuevo y huir del país, pero no lo consiguió. No le quedaba otra que regresar al lugar de los hechos y poner en marcha el “plan B”.

El 24 de junio comenzó a intentar deshacerse de los restos. La gran mayoría los trasladó hasta un bosque cercano, donde es habitual la presencia de tejones.

Estos animales carnívoros se alimentaron de los restos y los enterraron en varias partes del bosque. Los brazos y la cabeza los enterró un poco más lejos.

Los agentes estuvieron meses observando a la familia de tejones para intentar localizar todos los restos del cadáver.

El 2 de julio, una gran parte del torso de la víctima, fue encontrado en tres bolsas negras en los contenedores de basura que da servicio a un edificio de viviendas.

Mientras los investigadores trataban de resolver la desaparición y encontrar los restos, Walsh se dedicó a recorrer los casinos de Sheffield y las salas de juego de Matlock Bath, salas de masajes y gastó una gran cantidad de dinero de las cuentas de la víctima, que vació tras su muerte.

No era la primera vez que Snell tenía problemas con su sobrino, pero al vivir sólo y ser familia directa, siempre acababa perdonándolo.

De hecho, Walsh pasó seis meses encarcelado en el año 2009 por robarle 5.000 libras y en 2014 también fue condenado por agredirle.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído