La mujer permanecía desaparecida desde el pasado 6 de mayo de 2016

La mafia italiana asesina brutalmente a una empresaria y la convierte en ‘comida’ para cerdos

Maria Chindamo fue secuestrada, le quitaron la vida y por último fue triturada por una segadora por no querer vender su finca

La mafia italiana asesina brutalmente a una empresaria y la convierte en ‘comida’ para cerdos
Maria Chindamo. PD

La mafia italiana demostró, una vez más, toda su crueldad en el asesinato de Maria Chindamo.

La empresaria, madre de tres hijos, fue secuestrada, asesinada y echada como alimento a los cerdos, después de ser triturada por una segadora por la mafia calabresa.

El brutal crimen ocurrió cuando la mujer de 44 años se negó a vender su finca agrícola en Laureana di Borrello, municipio de 5.700 habitantes, en la provincia de Reggio Calabria,

La mujer permanecía desaparecida desde el pasado 6 de mayo de 2016, fecha en la que su familia denunció su «misteriosa desaparición» en su finca de Calabria, territorio de la mafia ‘Ndrangheta’.

Más adelante las autoridades hallaron su automóvil con restos de sangre y mechones de cabello en el asiento delantero. La primera hipótesis de la Policía fue la de un asesinato por venganza supuestamente llevado a cabo por la familia de su exmarido, propietario de los terrenos agrícolas, el cual se había suicidado tras su separación.

Después de cuatro años de su extraña desaparición, un miembro de la mafia calabresa Antonio Cossidente decidió “cantar” y confesar que el asesino de Chindamo fue el narcotraficante Salvatore Ascano, 54 años, quien vive frente a la finca de la víctima.

Tras la confesión de Cossidente, Ascano fue detenido el pasado mes de julio y puesto en libertad posteriormente porque según los fiscales había manipulado el día anterior de la desaparición de Chindamo el sistema de videovigilancia instalado en su domicilio para evitar la grabación de las imágenes que estaba orientada precisamente hacia la entrada de la propiedad de la mujer asesinada.

Sin embargo, Cossidente dio detalles aterradores a los investigadores sobre cómo habría sido asesinada la mujer, indicando que le quitaron la vida como castigo por no querer vender sus terrenos.

El hermano de la víctima, Vincenzo Chindamo, explicó el drama que ha vivido la familia y los hijos tras saber por televisión cómo fue muerte de Maria: «Ha sido devastador. Ya no duermo. Mi madre, la pobre, se enteró por la televisión. Ha supuesto un impacto emocional terrible. No es posible describir su reacción de desesperación, gritó, tiró sus gafas… Los tres hijos de Maria también han conocido la noticia por la televisión. Imagínense lo que debe ser escuchar que tu madre fue triturada para alimentar a cerdos», relató Vincenzo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído