Michele Stilwell, de 55 años, atacó por la espalda al hombre mientras conducía por las calles de Florida

Una desquiciada pasajera intenta estrangular y morder a un conductor de Uber

La app de Uber captó el momento en el que la víctima pide ayuda y advierte que “no puedo respirar”

Una desquiciada pasajera intenta estrangular y morder a un conductor de Uber
Michele Stilwell PD

Una desquiciada pasajera casi acaba con la vida de un conductor de Uber en Florida (EEUU).

Michele Stilwell, de 55 años, trató de estrangular y mordió en el cuello hasta hacerle sangre a un conductor de Uber.

La víctima se salvó del ataque de la pasajera gracias a las personas que presenciaron la escena cuando pudo detener el vehículo.

Uno de esos testigos incluso grabó con su teléfono parte de la agresión, según el canal local WFLA.

La policía del condado Pinellas, en la costa oeste de Florida (sur de EEUU), detuvo a Michele Stilwell, quien, según los medios, quedó ese mismo día en libertad previo pago de una fianza de 15.000 dólares.

Los testigos dijeron haber visto a Stilwell apretando la garganta del conductor, cuya identidad no ha sido revelada, con el vehículo en marcha.

El hombre, al que la aplicación de Uber captó diciendo “no puedo respirar”, logró detener su vehículo en medio de la agresión y en un momento trató de llamar al teléfono de emergencia, pero presuntamente Stilwell le arrebató el móvil de un manotazo antes de que pudiera hacerlo.

Antes de eso, Stilwel, que se había pasado a la parte delantera del vehículo, presuntamente mordió en el cuello e hizo sangrar al conductor, al que además arañó en el pecho. Los testigos de la agresión intervinieron y lograron reducir a la mujer y llamar a la policía.

Stilwell, que se cree que había tomado alcohol, fue acusada de agresión agravada y manipulación de testigos, según informó la Oficina del Alguacil del condado Pinellas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído