Los pediatras que le atendieron sospecharon que el pequeño podía ser víctima de malos tratos

Una rumana mata a su bebé de un mes en Lérida y pasará 4 años en prisión

Las lesiones que presentaba el recién nacido eran compatibles con el síndrome del zarandeo

Una rumana mata a su bebé de un mes en Lérida y pasará 4 años en prisión
Un recién nacido PD

Un espeluznante crimen sacude a la sociedad de Tàrrega (Lérida).

Una mujer, de origen rumano, ha aceptado este lunes cuatro años de cárcel por causar la muerte de su hijo, un bebé de un mes, que falleció en noviembre de 2020.

La Fiscalía y la defensa pactaron la conformidad el pasado 23 de junio, y desde entonces la madre está en prisión y este lunes el juzgado de lo Penal número 3 de Lérida ha dictado la sentencia, ha informado la abogada de la defensa.

El bebé ingresó en urgencias del hospital Arnau de Vilanova de Lérida y fue trasladado posteriormente al hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, donde médicos activaron el protocolo por posible maltrato al considerar que las lesiones cerebrales que tenía el bebé eran compatibles con el síndrome del zarandeo.

El padre, que inicialmente declaró como testigo, lo hizo después como investigado y en el acuerdo de conformidad, en el que no está acusado, renuncia a reclamar alguna indemnización a la madre.

El juzgado de Cervera inició la investigación por un presunto delito de malos tratos y lesiones y cuando falleció el bebé la transformó a un presunto delito de homicidio.

La mujer podría haber incurrido en los delitos de malos tratos en el ámbito doméstico y lesiones. Ella y su pareja, ambos nacidos en Rumanía, fueron interrogados desde el primer momento por agentes de investigación de los Mossos d’Esquadra de la comisaría de la capital de la Segarra.

La Generalitat, a través de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA), se hizo cargo provisionalmente de la tutela del menor. Se investiga si el bebé sufrió algún tipo de maltrato físico o agresión bahace unos días supuestamente por parte de su progenitora.

Los hechos habrían tenido lugar el día 5 de noviembre cuando los padres llevaron a su hijo al hospital Arnau de Vilanova.

Los pediatras que le atendieron sospecharon que el pequeño podía ser víctima de malos tratos y activaron el protocolo para estos casos, alertando a los Mossos d’Esquadra, que abrieron una investigación.

Posteriormente, el niño fue derivado al hospital barcelonés debido a la gravedad de las heridas. Los investigadores no descartan ninguna hipótesis, pero hasta el momento sospechan, en el supuesto que se acredite que las lesiones fueron inflingidas, que estas podrían ser obra de la mujer. Los Mossos siguen recabando datos para incorporarlos a la causa judicial abierta.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído