El incidente dejó quince heridos por quemaduras, tres de ellos graves

Terror en el tren: los pasajeros rompen las ventanas y saltan fuera del vagón al verse rodeados por el fuego en Bejís

Dos bomberos tuvieron que ser atendidos con quemaduras al intentar apagar este incendio que sigue sin control

El incendio de Bejís
El incendio de Bejís PD

Los pasajeros de un tren de Renfe que cubría el trayecto entre Valencia y Zaragoza vivieron una verdadera pesadilla.

Al menos 15 de ellos resultaron heridos, tres de carácter grave, después de que salieran del convoy detenido entre Masadas Blancas y Barracas para regresar a Caudiel ante la proximidad del incendio de Bejís (Castellón). También en este siniestro dos bomberos han sufrido quemaduras cuando participaban en la extinción.

También en este siniestro dos bomberos han sufrido quemaduras cuando participaban en la extinción.

Según fuentes de Renfe, cuando el tren ha detenido la marcha por la proximidad del fuego y con la intención de regresar a Caudiel, entre el momento de la parada y el retroceso, algunos viajeros, asustados, han decidido dejar el convoy y han salido de sus vagones, a los que han vuelto a entrar al ver la proximidad del fuego. Las mismas fuentes aseguran que algunos han roto las ventanas para salir.

La maquinista pidió a los viajeros que no bajaran del tren y se cambió con rapidez a la cabina trasera para hacer el retroceso a Caudiel, lo que ha evitado que se registraran más daños personales, ya que los pasajeros que permanecieron en el interior no han resultado heridos, detallaron las mismas fuentes.

Este incendio hizo necesario que un millar de personas y casi medio centenar de medios aéreos participaran ayer en la extinción junto con el de Vall d’Ebo, en Alicante. Ambos avanzaban y continuaban al cierre de esta edición muy activos. El de Vall d’Ebo ha calcinado cerca de 10.000 hectáreas, tiene un perímetro de 65 kilómetros y en su extinción participan 22 medios aéreos. Por su parte, el de Bejís ha arrasado entre 700 y 800 hectáreas, tiene un perímetro de 20 kilómetros y lo combaten 25 medios aéreos por la gran dificultad de la orografía, que impide que actúen medios terrestres.

Y es que el desastre natural que suponen los incendios que calcinan España y que ya han quemado más de 245.00 hectáreas en lo que va de año, se suman las tragedias personales y materiales. Este martes, el incendio forestal de Losacio, en Zamora, se cobró una tercera víctima mortal al fallecer un hombre a consecuencia de las quemaduras graves que sufrió cuando huía del fuego en coche el día en el que se declaró el fuego, el pasado 17 de julio.

El fallecido, Eugenio Ratón, decidió huir en su vehículo por su cuenta ante la amenaza que suponía el fuego, antes de que se ordenase la evacuación de la localidad por un lugar seguro, según informaron a Efe fuentes del centro de mando avanzado que se constituyó con motivo del incendio. El hombre, de 65 años y veraneante en Sesnández de Tábara, sufrió quemaduras en el 80 % de su cuerpo y fue trasladado muy grave a la unidad de grandes quemados del Hospital Universitario de Getafe.

Con él ya son tres las víctimas mortales de ese incendio en el que también fallecieron un manguerista de una autobomba cuando trabajaba en las labores de extinción en Ferreruela de Tábara, Daniel Gullón, y un ganadero de ovino de Escober de Tábara, Victoriano Antón, que falleció cuando pastoreaba con su rebaño.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído